queso y fresas

Este postre de fresas y queso es muy sencillo de preparar y queda muy lucido para una reunión con amigos.

Tiene además la ventaja de que si estás apurad@ de tiempo lo puedes preparar de un día para otro, dejándolo en su molde y presentando en el último momento. Y no dejes de acompañarlo con la salsa de fresas, la combinación de sabores lo convierte en un postre aún más delicioso y apetecible.

 

Mousse de queso y fresas: los ingredientes

  • 400 gr de queso fresco
  • 200 ml de nata para montar
  • 6 cucharadas de azucar
  • 6 hojas de gelatina
  • el zumo de medio limón
  • 6 u 8 fresas para adornar
  • para la salsa:

  • 250 gr de fresas
  • 6 cucharadas de azucar
  • el zumo de medio limón
  •  

    Mousse de queso y fresas: como se hace

    1

    Poner en remojo las hojas de gelatina.
    Mientras están listas, batimos el queso fresco y el azúcar hasta que queden bien mezclados.
    Montamos bien firme la nata.

    2

    Cuando estén hidratadas las hojas de gelatina, las mezclamos con el zumo de limón y las calentamos unos segundos en el microondas de forma que queden disueltas (con cuidado de que no lleguen a hervir, porque si no toman un sabor amargo).
    Incorporamos a la mezcla de queso y azúcar y volvemos a batir.

    3

    Incorporamos ahora la nata montada, con movimientos suaves y envolventes para que no se baje y quede una mousse de queso esponjosa.
    Vertemos en un molde y metemos a enfriar en la nevera hasta que cuaje.

    4

    Para la salsa: limpiamos y cortamos las fresas. Batimos junto con el azúcar y el zumo de limón. Si no te gusta encontrar los granitos de las fresas, cuela la salsa para que quede más fina.

    5

    Para servir desmoldamos en una fuente y adornamos con unas láminas de fresa y parte de la salsa.
    Al sevir en platos individuales cubrimos con salsa cada porción.

    Autodidacta y apasionada de la cocina, disfruto aprendiendo y preparando nuevas recetas. Espero que os guste mi blog, donde comparto mi afición a la cocina con todos vosotros.