ÚLTIMAS RECETAS

RECETAS NAVIDEÑAS

0
¿Estás buscando ideas para tu menú de Navidad? Pues he recopilado para ti mis mejores recetas navideñas, más de 60 recetas, ordenadas por categorías, entre las que, estoy segura, encontrarás ideas para preparar tus comidas y cenas navideñas ¡¡ Vamos con ellas !! (Recuerda que para ver una receta solo tienes que hacer click en su foto o el título.

APERITIVOS Y ENTRANTES

HOJALDRES SALADOS, aperitivos fáciles y originales

Te presento mi bandeja favorita de hojaldres salados, recetas sencillas, rápidas y originales de aperitivos de hojaldre con los que sorprender a los tuyos,...

PASTELES SALADOS

PASTEL DE MARISCO , receta muy FÁCIL

Este pastel de marisco es una de esas recetas fáciles y resultonas, que preparamos sin complicaciones y de forma rápida y que quedan perfectas...

Pastel de patata y atún, MUY FÁCIL Y MUY, MUY RICO!!

Hoy preparamos pastel de patata y atún, un pastel frío super fácil de hacer, económico y que, además, es un éxito asegurado😉😃. Otra de sus...

PASTEL DE POLLO en hojaldre

ENSALADA MIMOSA

CARNES

SOLOMILLO DE CERDO a la aragonesa, ¡una salsa espectacular!

El solomillo de cerdo es, ya de por si, una pieza de carne muy rica, versátil y que gusta a todos, pero lo cierto...

PESCADOS

PATATAS GUISADAS A LA MARINERA

¡Como hemos disfrutado este guiso de patatas marineras en casa! Es cierto que yo soy mucho de guisos y platos de cuchara, pero la...

BACALAO EN SALSA

El bacalao en salsa es una receta de las de siempre, un guiso al estilo tradicional de los que me gusta saborear con calma...

DORADA AL HORNO

ALMEJAS EN SALSA

ENSALADAS

ENSALADILLA MARINERA o ensalada de patata con langostinos o gambas

La ensaladilla marinera o ensalada de patata con langostinos o gambas, es una receta sencilla con la que acertar seguro, sirve como aperitivo, entrante...

DULCES, TARTAS Y POSTRES

FLAN DE QUESO (SIN HORNO)

Esta receta de flan de queso es muy fácil de preparar, se hace con poquitos ingredientes y sin necesidad de utilizar huevos ni horno. Si...

POSTRES SIN HORNO: 8 RECETAS IRRESISTIBLES

Si eres goloso y te gustan los postres, pero no tienes horno o no quieres encenderlo, ¡no te pierdas esta recopilación! En ella encontrarás recetas...

FLAN DE CAFÉ BICOLOR

POSTRES EN COPA

MILHOJAS DE NATA

BIZCOCHO DE NARANJA, ¡nunca he probado ninguno más tierno!

0

Si estás buscando una receta de bizcocho de naranja esponjoso, con ese sabor a casero de los bizcochos de toda la vida y sencillo de preparar, no te pierdas esta receta, porque, como puedes ver en la imagen, éste es un bizcocho de miga suave y extra tierna.

Lo prepararemos sin lácteos y con zumo de naranja, que le va a aportar ese aroma delicioso y un punto de jugosidad muy rico.

BIZCOCHO DE NARANJA: ingredientes de la receta

  • 5 huevos grandes (tamaño L )
  • 275 gr de azúcar
  • 150 ml de aceite de girasol
  • 150 ml de zumo de naranja
  • ralladura de naranja
  • 275 gr de harina (preferiblemente de repostería)
  • 15 gr de levadura o polvos de hornear

Videoreceta de bizcocho de naranja:

BIZCOCHO DE NARANJA , ¡nunca he probado ninguno más tierno!

Puedes ver el video en mi canal de Youtube , así podrás comentar o preguntarme tus dudas, suscribirte o ver más videorecetas del canal.

Bizcocho de naranja, receta paso a paso

1Empezaremos poniendo en un bol amplio los huevos y el azúcar. Vamos a utilizar las varillas eléctricas, aunque empezaremos mezclando un poco huevos y azúcar, y enseguida, en cuanto el azúcar se haya integrado ligeramente, ponemos las varillas a máxima velocidad.

Ahora, un poquito de paciencia, vamos a batir durante unos minutos para meterle aire a la mezcla, este es un punto clave para que luego el bizcocho nos quede alto y bien esponjoso. Así que, como te digo, varillas a máxima velocidad y batimos hasta que tengamos una mezcla cremosa, blanquecina y que haya, al menos, doblado su volumen.

2Ahora será el momento de bajar la batidora a la velocidad mínima e ir agregando los líquidos. Empezamos por el aceite de girasol, la iremos incorporando en forma de hilo, y de poco en poco, hasta que la tengamos toda disuelta en la mezcla.

Y de la misma manera, poco a poco, en forma de hilo y con las varillas a baja velocidad, agregamos también el zumo de naranja.

Añadiremos además ralladura de una naranja y la integraremos también en la mezcla.

3Por otro lado, en un bol aparte, ponemos la harina y la levadura (tipo Royal) y las mezclamos ligeramente. A continuación, las incorporaremos a la masa que habíamos preparado antes a través de un tamiz o colador, para que la harina quede aireada.

Solo nos queda integrarla en la mezcla y lo haremos con las varillas de mano, realizando movimientos suaves y envolventes….hasta que tengamos una masa fina y sin grumos.

4Ya tenemos preparada la masa de nuestro bizcocho de naranja, así que siguiente paso será trasladarla al molde donde queramos hornearla. Para el tamaño de este bizcocho lo ideal sería un molde de entre 22 cm y 24 cm de diámetro, si puede ser, mejor desmontable. Además te recomiendo que lo forres con papel de hornear o lo engrases, para que luego sea más fácil desmoldarlo.

5Metemos el molde con la masa al horno, que debe estar precalentado, y cocinaremos el bizcocho a 180ºC, con calor arriba y abajo.

En mi horno suele tardar unos 55 minutos en estar listo, pero ya sabes, cada horno es un mundo, así que lo mejor es comprobar si está bien hecho pinchándolo con un palillo en el centro. Si éste sale limpio, el bizcocho de naranja estará cocinado, así que lo sacaremos del horno y lo colocaremos sobre una rejilla hasta que se enfríe.

Y ahora, a desmoldar, y a ver como nos ha quedado el bizcocho de naranja por dentro, mira que corte tan rico tiene, super esponjoso y tierno, no dudes en probarlo!!!

Consejos y otras opciones de preparación:

Como ves, la elaboración es muy sencilla, este es un bizcocho de los que siempre salen, ten paciencia hasta que los huevos y el azúcar doblen volumen y asegúrate de que al integrar la harina no quedan grumos, ¡eso es todo!

Y si te gustan los bizcochos caseros, no te pierdas mi receta del bizcocho de la abuela, el de toda la vida, delicioso e imprescindible en cualquier recetario!!!

BIZCOCHO de la abuela, ESPONJOSO y muy jugoso

HOJALDRES SALADOS, aperitivos fáciles y originales

Te presento mi bandeja favorita de hojaldres salados, recetas sencillas, rápidas y originales de aperitivos de hojaldre con los que sorprender a los tuyos, sin olvidarnos de lo más importante, que están realmente buenos!!! Y es que estos pequeños bocados resultan tan llamativos como deliciosos, te aseguro que coger solo uno es misión imposible.

En este caso prepararemos un aperitivo de langostinos, la versión en hojaldre y al horno de las famosas gambas a la gabardina, unos conos con un relleno frío de los que sorprenden y que está riquísimo, unas palmeritas que quedan super bonitas presentadas en la bandeja, unas empanadillas variadas con rellenos que gustan a niños y mayores y unos lacitos de hojaldre sencillos pero deliciosos, como ves hay opciones para todos los gustos!!

Hojaldres salados: INGREDIENTES

  • 3 láminas de hojaldre
  • huevo batido
  • sésamo

HOJALDRE DE LANGOSTINOS:

  • 8 langostinos crudos

PALMERITAS DE SALMÓN AHUMADO:

  • 300 gr de salmón ahumado
  • queso crema

EMPANADILLAS:

  • 1 latita de atún
  • 1 huevo cocido
  • tomate frito
  • lonchas de jamón de york
  • queso

RELLENO DE CONOS DE HOJALDRE:

  • 3 palitos de boca de mar
  • 1 huevo cocido
  • mayonesa

VIDEORECETA de hojaldres salados:

HOJALDRES SALADOS, recetas fáciles, rápidas y originales

Puedes ver el video en mi canal de Youtube, así podrás comentar o preguntarme tus dudas, suscribirte o ver más videorecetas del canal.

Recetas de hojaldres salados: como se hacen

LANGOSTINOS EN HOJALDRE

langostinos en hojaldre

Necesitamos langostinos crudos, a los que habremos retirado la cabeza y habremos pelado a excepción de la cola. Además, es también recomendable quitarles el intestino, es el hilito negro que tienen dentro y, normalmente, sale simplemente con tirar, aunque si se resiste un poco, también podemos hacer un pequeño corte a lo largo del lomo del langostino para sacarlo.

En cuanto al hojaldre, una vez que lo tengamos bien extendido, pasaremos a cortar unas tiras con la ayuda de un cortapizzas o un cuchillo bien afilado. El ancho de las tiras, al gusto, a mi, en este caso me gustan no muy gruesas, como de 1 cm de ancho aproximadamente. La cantidad, dependerá del tamaño de los langostinos, aunque seguramente necesitaremos alguna más que langostinos para poder envolverlos bien.

Ahora, con los langostinos bien limpios y secos, condimentaremos con sal y pimienta al gusto y pasaremos a envolverlos con las tiras. Empezaremos colocando el hojaldre en la parte superior del langostino e iremos enrollando, de forma que, al dar la vuelta, el hojaldre quede ligeramente superpuesto y no haya huecos. En caso de que con una tira no nos llegue para cubrir todo el langostino, uniremos con otra y seguiremos enrollado, hasta que lleguemos justo al comienzo de la cola.

Pasaremos los langostinos a la bandeja de horno cubierta con papel vegetal, dejando un poco de espacio entre ellos, para que no se junten cuando crezcan al hornearlos. Los pintamos con huevo batido y decoramos con un poco de sésamo. Ya podemos pasar a hornearlos, aunque para aprovechar el horno, lo ideal es esperar a tener también los conos y hornearlos juntos.

CONOS DE HOJALDRE

conos de hojaldre

Para darle forma es estos aperitivos necesitaremos unos moldes en forma de cono, podemos utilizar los moldes de acero inoxidable que venden en las tiendas o, como yo, hacer unos moldes caseros con papel de aluminio, son super sencillos y rápidos de preparar.

En este caso cortaremos las tiras de hojaldre más anchas, como de unos 2 cm, y con ellas iremos forrando los moldes de conos, si quieres, puedes engrasarlos muy ligeramente para facilitar luego el desmoldado. Enrollaremos igual que hicimos con los langostinos, aunque ahora solo daremos 3 ó 4 vueltas, hasta tener el tamaño de aperitivos que nos guste.

Pasaremos los conos también a nuestra bandeja de horno, pintaremos su superficie con el huevo batido y añadiremos sésamo para decorar, ya están listos para meter al horno.

Debemos tener el horno precalentado, ha de estar bien caliente, y hornearemos los aperitivos a 200ºC, con calor arriba y abajo, hasta que estén dorados al gusto, en mi caso 12 minutos, pero ya sabes que cada horno es un mundo.

Ya fuera del horno los dejaremos sobre una rejilla y, cuando hayan enfriado, ya podremos desmoldar los conos. Podemos rellenarlos al gusto, con pate, queso crema,.. hay muchas opciones, yo les voy a poner un relleno que utilizo bastante en canapés y nos gusta mucha en casa. Mezclo 2ó 3 palitos de boca de mar rallada con la clara de 1 huevo cocido, también rallada y un poquito de mayonesa.

Esta mezcla es la que pongo en el hueco de los conos, con cuidado de no romper el hojaldre. Yo lo hago simplemente con una cucharita, pero si te cuesta un poco, puedes ayudarte de un palito de brocheta para empujar el relleno. Y para terminar, pasamos la base por yema de huevo cocida, queda muy bonito y además, super rico, de los hojaldres salados favoritos en casa!!

PALMERITAS DE HOJALDRE

palmeritas de hojaldre

La elaboración de estas palmeritas es muy sencilla y rápida. Lo primero, será extender bien la masa de hojaldre y marcar la mitad de la lámina para que nos sirva de referencia. Lo mejor es hacerlo doblándola, así calculamos justamente el medio. A continuación cubriremos cada una de las mitades con una capa de queso crema, lo ideal es haberlo sacado un poquito antes de la nevera y tenerlo a temperatura ambiente para poder untarlo fácilmente.

Sobre ella iremos colocando lonchas de salmón ahumado, recortándolas y ajustándolas para que no queden huecos libres. Una vez cubierto el hojaldre, pasamos a enrollarlo, lo haremos desde los extremos, alternando uno y otro para que nos queden de un tamaño similar.

Una vez hechos los rulos, cortaremos el hojaldre en rodajas, como de un dedo de grosor, y las pasaremos a la bandeja del horno, ligeramente separadas. Las horneamos igual que los hojaldres anteriores, 200ºC y calor arriba y abajo. Una vez horneadas, las dejaremos enfriar sobre una rejilla mientras preparamos el siguiente aperitivo.

EMPANADAS DE HOJALDRE Y LACITOS

Para terminar, con la última de las láminas de hojaldre, prepararemos unas empanadas variadas y unos lacitos. Para las empanadas cortaremos en el hojaldre unos cuadrados, de unos 7 x 7 cm aproximadamente. En mi caso haré 8 y el resto de la masa lo reservaré para preparar los lacitos.

Las podemos rellenar al gusto, por ejemplo yo prepararé las primeras de atún. Simplemente mezclaremos atún con huevo cocido y tomate frito, e iremos colocando esta mezcla el los cuadrados de hojaldre, dejando un margen en los bordes para luego poder cerrar. Una vez cerradas la empanadas, sellaremos bien los bordes con la ayuda de un tenedor.

Yo también voy a hacer unas cuantas rellenas de jamón y queso. El procedimiento sería el mismo, colocar el relleno, cerrar la empanada y sellar bien los bordes.

Por otra parte, y con la masa que nos ha sobrado, pasamos a hacer los lacitos. La dividiremos en rectángulos de tamaño similar y, para darle forma, juntaremos un poco en el centro y daremos alguna vuelta a la masa, ya ves que sencillo es!

Para que nuestros hojaldres cojan un bonito color dorado, los pintaremos con huevo batido y decoraremos a nuestro gusto con un poquito de sésamo. Última bandeja lista para hornear y lo haremos de la misma forma que los anteriores, horno bien caliente, 200ºC, calor arriba y abajo, hasta que los hojaldres estén dorados al gusto.

Una vez preparados todos los hojaldres salados, podemos presentarlos en una bandeja, todos juntos, o en platos individuales, de las dos formas tendremos un aperitivo llamativo y delicioso!!

Y, antes de irme, dejarte algunas ideas más para tus aperitivos. Quiero recomendarte mi receta de tartaletas saladas, se preparan en tiempo récord y, como ves, son también un entrante de los que sorprende y con el que acertarás siempre.

TARTALETAS saladas - Como hacerlas y 5 rellenos diferentes

CANELONES de calabacín con salmón y bechamel de calabacín

Esta es una receta sana y muy completa, una de esos ejemplos de que comer bien y de forma saludable no está reñido con preparar recetas distintas, originales y, como no, muy ricas.

En el caso de estos canelones, vamos a sustituir las placas de pasta por láminas de calabacín, y la tradicional bechamel por una bechamel de calabacín que elaboraremos sin mantequilla ni harina, una bechamel muy ligera y que podríamos llamar de dieta, pero con un sabor suave y delicioso, muy similar al de la bechamel tradicional. El resultado, unos canelones ligeros y sanos, pero realmente deliciosos.

canelones con bechamel de calabacin

CANELONES DE CALABACÍN: ingredientes para la receta

  • 2 – 3 calabacines
  • 500 gr de salmón
  • media cebolla
  • trocito de puerro
  • 225 ml de leche
  • 40 gr de queso crema
  • queso rallado al gusto
  • almendras laminadas
  • nuez moscada
  • sal y pimienta
  • aceite de oliva

Videoreceta de canelones con bechamel de calabacín:

Canelones de CALABACÍN y SALMÓN | Receta ligera, sana y deliciosa!

Puedes ver el video en mi canal de Youtube , así podrás comentar o preguntarme tus dudas, suscribirte o ver más videorecetas del canal.

Canelones con bechamel de calabacín y salmón: como se hacen

1Empezamos preparando las láminas para formar los canelones. Para esta parte, utilizaremos el calabacín con piel, así que debemos tenerlo muy bien lavado. Una vez que le hayamos retirado las puntas, y cortado a la mitad y pasaremos a laminarlo. Si tienes, lo mejor es cortarlo con una mandolina, así quedaran todas las láminas iguales. Loideal es hacer láminas ni muy finas ni gruesas, para que no se rompan y sean manejables. Cuenta, además, que necesitaremos 2 láminas por cada canelón que queramos formar, por ejemplo, en mi caso, para 12 canelones, he cortado 24 láminas.

2Cuando tengamos todas las láminas cortadas, las salaremos a nuestro gusto y las saltearemos un poco en una plancha o en una sartén antiadherente con unas gotas de aceite. Las cocinaremos apenas un minuto por cada lado, hasta que veamos que empiezan están tiernas, sin pasarnos de cocción para que no se rompan luego al formar los canelones. Una vez que estén listas, las reservaremos mientras seguimos con el resto de la receta.

3Pasamos ahora a elaborar la bechamel de calabacín. Para ello, ponemos al fuego una cazuela con poco de aceite y, cuando coja temperatura, incorporamos media cebolla picada. No es necesario que esté troceada muy fina puesto que luego trituraremos la salsa. La pochamos durante unos minutos, y, cuando esté tierna, pero no del todo cocinada, agregamos también unos 650 gr de calabacín troceado y pelado.

Lo cocinaremos durante unos minutos a fuego medio y, cuando haya cambiado de color y esté tierno, lo salaremos y añadiremos también la leche la leche a la cazuela. Dejaremos que cueza todo junto durante unos 5 minutos, hasta que las verduras estén muy tiernas.

En ese momento, incorporamos el queso crema y, a fuego suave, dejamos de que disuelva y se integre. Ten en cuenta que añadir queso es opcional, a mi me gusta el punto de sabor que le da, pero podríamos no utilizarlo, o usar un queso ligero si queremos añadir menos calorías al plato.

Por último, añadiremos una pizca de nuez moscada y pasaremos todo a un bol. Ya solo nos queda triturar con la batidora hasta tener una salsa bien fina. Comprobamos el punto de sazón y lo corregimos si es necesario, y también la textura y espesor de la salsa, para añadir un poco más de leche si la queremos menos densa o, por el contrario espesar unos minutos al fuego si nos ha quedado demasiado líquida.

4El siguiente paso será preparar el relleno de las canelones, que es muy sencillo y rápido de hacer. De nuevo, sartén al fuego con un chorrito de aceite y ponemos a pochar el puerro, en este caso troceado muy finito. Lo cocinaremos a fuego suave y, cuando esté tierno y antes de que llegue a tostarse, incorporamos a la sartén el salmón, también troceado muy finito.

Le añadimos sal y pimienta al gusto y cocinamos todo junto unos minutitos, hasta que el salmón haya cambiado de color. Agregamos ahora un poquito de la bechamel de calabacín, 2 ó 3 cucharadas, lo justo para que nos quede una mezcla jugosa pero manejable.

5Dejaremos que el relleno enfríe unos minutos y pasaremos ya a formar los canelones. Lo primero, será colocar 2 láminas de calabacín, ligeramente superpuestas, para que al enrollar nos quede el ancho de un canelón. Sobre el calabacín repartiremos un poco del relleno que acabamos de preparar y enrollamos, presionando ligeramente y con cuidado de no romper la lámina.Iremos repitiendo hasta formar todos los canelones.

6Para finalizar, cubriremos el fondo de una fuente apta para horno con una fina capa de bechamel de calabacín, colocaremos sobre ella los canelones y le añadimos también por la parte superior una capa de bechamel de calabacín. Por último, agregamos queso rallado al gusto y unas almendras laminadas

7Los canelones están listos para meter al horno o microondas, función solo gratinador, hasta que la superficie y las almendras estén doradas a nuestro gusto… ya solo nos queda servir en la mesa y ..a disfrutar de nuestro plato!!

canelones de salmon

Consejos y otras opciones de preparación:

Si quieres un plato aún más ligero puedes suprimir el queso o utilizar cualquier variedad con poca grasa o light.

Y si te gustan las recetas originales con calabacín, te recomiendo este pastel de calabacín es una receta resultona y también muy fácil, un pastel de los que llaman la atención y que está realmente bueno!!

PASTEL DE CALABACÍN con jamón y queso, extra tierno y jugoso

POLLO AL HORNO con guarnición de patatas

0

Económico y facilísimo de hacer, el pollo al horno es una de esas recetas que gusta a todo el mundo y con la que triunfar con los tuyos sin apenas trabajar.

En casa lo aliñamos con un sencillo y rápido adobo, que le aporta un punto extra de sabor y jugosidad y lo acompañamos, como no, con una buena guarnición de patatas, que se cocinan en el horno al mismo tiempo que el pollo, ya te digo que esta combinación está para chuparse los dedos!!

pollo al horno con patatas

Pollo al horno: ingredientes para la receta

  • 6 traseros de pollo (muslos con contramuslos )
  • 1,200 gr de patatas
  • sal y pimienta
  • chorrito de vino y aceite

PARA EL ADOBO

  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 cucharadita de tomillo
  • 125 ml de vino blanco
  • 2 cucharadas generosas de aceite
  • 35 ml de zumo de limón

VIDEORECETA de muslos de pollo al horno con patatas:

POLLO AL HORNO, con patatas y ALIÑO CASERO, ¡FÁCIL y delicioso!

Puedes ver el video en mi canal de Youtube, así podrás comentar o preguntarme tus dudas, suscribirte o ver más videorecetas del canal.

RECETA de pollo asado con patatas : paso a paso de la elaboración

1Empezaremos preparando el aliño del pollo. Para ello, una vez que hayamos pelado y retirado el germen a los dientes de ajo, los incorporamos a un mortero un poco troceados, añadimos una pizca de sal y machacamos bien, hasta tenerlos triturados.

Pasamos ahora a un bol amplio el majado que acabamos de hacer, e incorporamos también el tomillo, una cucharadita de pimentón dulce, el zumo de limón, 125 ml de vino blanco y unas cucharadas de aceite de oliva. Mezclamos hasta tener todo bien integrado.

2 Vertemos el aliño sobre las piezas de pollo, intentando que quede bien repartido en ellas. Para que las impregne bien, es recomendable darle la vuelta a las piezas, para que cojan el aliño por ambas caras.

El pollo estaría listo para meter al horno, pero si disponemos de tiempo, siempre es mejor tapar la fuente con un film y dejarla reposar en la nevera, al menos una hora, para que absorba el sabor del marinado.

3 Un poco antes de sacar el pollo del frigorífico, encendemos el horno para precalentar y nos ponemos con las patatas para la guarnición. Las pelamos y lavamos bien y las troceamos, yo las suelo cortar en gajos, pero también pueden ir en rodajas, lo importante es que sean de grosor medio, para que se cocinen a la vez que el pollo.

Cuando tengamos las patatas troceadas, las pasamos a un recipiente y las aliñamos con sal y pimienta al gusto, las regamos con un chorrito de vino blanco y agregamos también un hilo de aceite oliva. Movemos para que se reparta bien entre las patatas el aliño y dejamos reposar unos minutitos, mientras, sacamos el pollo y lo condimentamos con sal y pimienta por ambas caras.

3 Pasamos ahora las patatas a la bandeja o la fuente donde queramos hornear el pollo, en mi caso la bandeja del horno, ligeramente engrasada, y sobre ellas colocamos las piezas de pollo, con la piel para abajo, y repartimos en la fuente todo su aliño. Ya tenemos el pollo y su guarnición listos para meter al horno.

4Lo cocinaremos con calor arriba y abajo, a 200ºC de temperatura, primero lo tendremos horneándose por esta cara hasta que haya cambiado de color y se vea cocinado, en mi caso unos 25 ó 30 minutos aproximadamente, pero ten en cuenta que el tiempo puede ser bastante variable, cada horno es un mundo y dependerá del tamaño de las piezas.

5Lo sacaremos del horno y, con cuidado de no quemarnos, le daremos la vuelta a los muslos y comprobaremos que hay suficiente liquido en la bandeja, en caso contario podemos completarlo con un poco de agua, vino o caldo. Ahora, meteremos el pollo a hornear de nuevo, hasta que la piel esté dorada a nuestro gusto.

Consejos y otras opciones de preparación:

  • Las cantidades del aliño son adaptables a tus gustos, puedes añadir más o menos zumo o pimentón en función del punto de sabor que le quieras dar al pollo y también puedes añadir otras hierbas aromáticas, por ejemplo una cucharadita de orégano también le va muy bien.
  • En este caso he preparado la receta con muslos de pollo, pero podemos utilizar las piezas de pollo que más nos gusten, simplemente debemos ajustar los tiempos de cocción.
  • Si te gustan las recetas de pollo, te recomiendo que pruebes este pollo a la mostaza, uno de los favoritos en casa, con una salsa deliciosa, estoy segura de que te va a encantar!!
POLLO A LA MOSTAZA, una salsa de las de empezar y no parar!!

MERLUZA AL HORNO con salsa marinera

0

Este es un plato de pescado perfecto para cualquier cena o comida de diario, una receta muy fácil y rápida a la que daremos un toque original y vistoso presentando la merluza en forma de rollito.

Para elaborarla, utilizaremos filetes de merluza, así que éste es además un plato económico y, para mi, también de aprovechamiento, ya que suelo utilizar para prepararlo ese marisco que ha ido me sobrando y ha ido quedando en el congelador, almejas, mejillones, berberechos, o langostinos, entre otros mariscos, nos sirven para preparar esta receta.

merluza al horno

Merluza al horno: ingredientes para la receta

  • 750 gr de filetes de merluza
  • media cebolla
  • un trocito de la parte blanca de un puerro
  • 2 dientes de ajo
  • 75 gr de salsa de tomate
  • 200 ml de vino blanco
  • marisco al gusto (em mi caso almejas y mejillones)
  • perejil fresco
  • unas hebras de azafrán
  • sal
  • aceite de oliva

Videoreceta de MERLUZA al horno a la marinera:

MERLUZA AL HORNO con salsa marinera | RECETA fácil y económica

Puedes ver el video en mi canal de Youtube, así podrás comentar o preguntarme tus dudas, suscribirte o ver más videorecetas del canal.

Receta de merluza al horno en salsa marinera: paso a paso de la elaboración

1Lo primero que debemos hacer es dejar lista la merluza para cocinarla. La limpiaremos y secaremos bien y comprobaremos que no quedan restos de piel ni espinas, es conveniente sobre todo revisar la parte superior del filete porque ahí suelen quedar algunas y, en ese caso, retirarlas. Si los filetes son grandes, como en mi caso, te recomiendo además que los dividas en dos, así serán más manejables

Iremos salando a nuestro gusto y por ambas caras cada parte del filete y enrollaremos desde la parte más estrecha hasta que tengamos formado el rollito con el que presentaremos el pescado. Dejaremos reposar estos rollitos mientras preparamos la salsa.

2Para hacer la salsa, ponemos al fuego una cazuela con un buen chorro de aceite de oliva. Cuando esté caliente, añadimos media cebolla troceada muy finita y la dejamos que se cocine, a fuego medio suave, durante un par de minutos.

Añadimos también los dientes de ajo, muy picaditos y una pizca del sal. Dejamos que se sigan pochando y, pasados unos minutitos, incorporamos a la cazuela el puerro troceado. Terminaremos de sofreír las verduras, recuerda, a fuego suave, que se cocinen poco a poco.

Mientras están al fuego, aprovechamos para hacer un majado con unas hebras de azafrán y una pizca de perejil fresco picado. Cuando estén triturados les añadiremos un poco de agua o caldo de pescado para diluirlos y reservaremos un momento mientras terminamos de preparar el sofrito.

3Volvemos al fuego y, una vez que veamos que las verduras empiecen a estar tiernas, las regamos con el vino blanco. Subimos el fuego, y a fuego vivo, dejaremos un par de minutos, para que se evapore el alcohol.

Bajaremos de nuevo el fuego y agregaremos la salsa de tomate, moveremos bien para que se integre en el sofrito y la cocinaremos también un par de minutos junto con las otras verduras.

4Añadimos ahora el majado de azafrán y perejil y, si es necesario, completaremos la cantidad de agua o caldo para la salsa. Llevaremos a ebullición y, en cuanto el líquido rompa a hervir pondremos en la cazuela el marisco no cocinado. En mi caso ahora añadiré solo las almejas, que ya las tengo bien lavadas, ya que los mejillones que utilizaré son cocidos. En caso de que utilices mejillones crudos, te recomiendo que los cocines aparte y aproveches el agua de su cocción para la salsa.

Con la cazuela tapada, dejamos que se abra el marisco, en apenas unos minutos estará listo, así que apagaremos el fuego y, ahora sí, incorporaremos también los mejillones cocidos.

5Comprobaremos el punto de sazón y espesor de la salsa, si es necesario podríamos añadir más líquido o, por el contrario, si queremos espesarla incorporarle una cucharadita de maizena disuelta en fría y dar un hervor a todo hasta que espese al gusto.

6Verteremos esta salsa que acabamos de preparar en una fuente apta para horno, debemos hacerlo con los mariscos retirados, ya que éstos están ya cocinados y el pescado todavía tenernos que hornearlo. Colocaremos los rollitos de merluza sobre la salsa, los regaremos con un hilo de aceite de oliva y los meteremos a hornear.

7 El horno debe estar precalentado y cocinaremos el pescado a 180ºC y calor arriba y abajo, sin ventilador unos 15 o 20 minutos aproximadamente, el tiempo exacto dependerá de como sea tu horno y del tamaño de los filetes, pero te aconsejo que estés atento y no te pases de cocción para que la merluza quede hecha por dentro pero no se reseque .

Para finalizar solo nos queda acompañar el pescado y la salsa con los mariscos reservados y añadir una pizca de perejil recién picado, receta de merluza al horno lista para servir!!

Consejos y otras opciones de preparación:

Otra forma muy fácil y deliciosa de cocinar el pescado al horno es prepararlo acompañado de unas patatas y aprovechando sus jugos, es muy sencillo de hacer pero queda riquísimo! Es el caso de esta dorada al horno, no te pierdas el vídeo porque esta receta es muy fácil pero un éxito asegurado:

DORADA AL HORNO , ¡fácil y deliciosa!

HUEVOS RELLENOS de bacalao y gambas

Los huevos rellenos y gratinados al horno son todo un clásico de las recetas caseras, pero hoy le daremos un punto distinto y original, cambiando los tradicionales rellenos de atún o carne , por uno de bacalao y marisco que queda super suave y delicioso.

Para hacer esta receta de huevos rellenos, prepararemos un relleno fácil y rápido mezclando ingredientes, y cubriremos los huevos con una bechamel casera y enriquecida con los sabores del pescado y el marisco, ¿te animas a probarlos?

huevos rellenos

Huevos rellenos: ingredientes

  • 9 huevos
  • unos cascos de cebolla
  • parte de un puerro
  • 2 hojas de laurel
  • 400 gr de bacalao ( yo usé al punto de sal)
  • 275 gr de gambas o gambones
  • 40 gr de mantequilla
  • 40 gr de harina
  • 275 ml del caldo del pescado
  • 500 ml aprox. de leche
  • nuez moscada
  • queso rallado al gusto
  • sal
  • perejil

Video receta de huevos rellenos :

HUEVOS rellenos de BACALAO y GAMBAS, ¡tienes que probar esta delicia!

Puedes ver el video en mi canal de Youtube, así podrás comentar o preguntarme tus dudas, suscribirte o ver más videorecetas del canal.

Como hacer huevos rellenos con bechamel: paso a paso de la elaboración

1Lo primero de todo será cocer los huevos, así que los pondremos en una cazuela amplia y los cubriremos con agua. Podemos añadir también un poquito de sal, esto hará que luego se pelen mejor, pero por supuesto, esto es opcional.

Una vez que el agua rompa a hervir, dejaremos que cuezan a fuego medio durante 11 minutos y, pasado este tiempo los retiraremos del fuego.

Otro truco para poder pelarlos sin dificultad, y que salgan enteros, es pasarlos de inmediato a un recipiente con agua bien fría para cortar la cocción, los dejaremos aquí unos minutos y enseguida podremos pelarlos fácilmente.

2Por otra parte, y mientras cocemos los huevos, podemos aprovechar para cocinar el bacalao. Para ello, en una cazuela echamos agua suficiente para cubrir generosamente el pescado. Añadimos también unos cascos de cebolla y un par de hojitas de laurel. Yo no agregé sal porque mi bacalao ya la tenía, pero en caso contrario, también tendríamos que ponerle.

Subimos un poco el fuego y, en cuanto el agua rompa a hervir, incorporamos los trocitos de bacalao, tapamos y esperamos uno o dos minutitos, lo mínimo para que el agua rompa a hervir de nuevo. Ahora retiraremos del fuego y dejaremos reposar todo junto y tapado durante al menos otros 5 minutos. Pasado este tiempo, retiraremos el bacalao y colaremos el caldo, ya que lo utilizaremos a continuación.

3LLevamos ahora al fuego la cazuela donde queramos preparar la bechamel, aunque antes pondremos en ella un poquito de aceite de oliva para saltear las gambas, gambones o langostinos, lo que vayamos a utilizar. Con el aceite caliente incorporaremos el marisco pelado y cortado muy finito, le añadimos un poco de sal y lo cocinamos hasta que cambie de color. En ese momento lo sacamos a un plato y lo reservamos.

4Pasamos, ahora ya si, a preparar la bechamel. La vamos a elaborar en la misma cazuela donde hemos salteado las gambas, así aprovecharemos el sabor que ha dejado el marisco. En ella, pondremos a derretir la mantequilla y, cuando se haya fundido, añadiremos también un trocito de puerro picado muy fino. Lo pocharemos a fuego suave unos minutos, hasta que esté tierno.

Agregaremos ahora la harina a la cazuela. La cocinaremos también, a fuego suave, un par de de minutos y, a continuación, incorporaremos los líquidos. Primero parte del caldo de la cocción del bacalao, unos 275 ml aproximadamente, no te preocupes por lo que sobre que lo puedes congelar o aprovecharlo para sopas, arroces o salsas.

Cuando esté integrado el caldo, iremos añadiendo también la leche. Para que no se formen grumos, lo mejor es agregarla caliente y de un par de veces. Debemos, además, cocinar a fuego suave y moviendo continuamente, para que la mezcla no se agarre al fondo y no se formen grumos.

Una vez que tengamos toda la leche incorporada y la bechamel vaya teniendo la consistencia que nos gusta, condimentaremos con sal y una pizca de nuez moscado y terminaremos de ligar la salsa. Debe quedar cremosa y ligeramente consistente, ten en cuenta que, al enfríar, se asentará y ganará en espesor.

5Por otra parte y para rellenar los huevos, una vez que los tengamos pelados, los partiremos a la mitad, retiraremos las yemas y las reservaremos por separado. Mezclaremos en un bol el bacalao, muy bien escurrido y que iremos desmigando con las manos, el marisco que habíamos salteado anteriormente, y las yemas, que también desmigaremos . Añadiremos también unas cucharadas de bechamel, 2 ó 3, lo justo para que al mezclar nos quede una masa un poco más jugosa y manejable.

Iremos distribuyendo esta masa en las mitades de huevos que habíamos reservado, hasta que las tengamos todas rellenas.

6Ahora repartiremos en la base de una fuente apta para horno unas cucharadas de salsa bechamel, colocaremos sobre ella los huevos rellenos, y los cubriremos con la bechamel que nos queda, procurando que queden bien tapados por ella.

7Por último, añadiremos una capa de un queso rallado que funda bien y los meteremos a gratinar. El horno debe estar precalentado y hornearemos con la función solo gratinador hasta que los huevos estén dorados a nuestro gusto.

Ya fuera del horno podemos darle un punto más de color y sabor a estos huevos rellenos con un poquito de perejil y orégano y listos para servir!!

huevos rellenos gratinados

Consejos y otras opciones de preparación:

He utilizado para esta receta parte de un filete de bacalao al punto de sal, pero se puede usar también bacalao fresco o desalado y el tipo de corte del pescado que más te guste o tengas en casa.

Te recomiendo también mi receta de albóndigas de merluza, son una forma distinta, original y muy rica, de comer pescado, un plato lleno de sabor y con la la esencia de las recetas de toda la vida.

ALBÓNDIGAS DE MERLUZA, en salsa y con MUCHO SABOR 😋