ÚLTIMAS RECETAS

Receta de HUEVOS ROTOS o HUEVOS ESTRELLADOS con jamón

La receta de huevos rotos es todo un clásico de nuestra gastronomía, una de las más famosas recetas españolas con huevo y también, de las preferidas en casa, sobre todo si los huevos rotos, como hoy, van acompañados de jamón.

Lo cierto es que la combinación de sabores de este plato es una auténtica maravilla y otro punto a favor de esta receta es que su elaboración es apta hasta para los principiantes en la cocina, porque con poquitos y muy sencillos ingredientes y de forma muy fácil, se consigue un plato de lujo y con el que los comensales disfrutan al máximo, te lo aseguro!!

receta de huevos rotos

Receta de huevos rotos: ingredientes

  • 3 ó 4 patatas medianas
  • 4 huevos grandes o tamaño L
  • 80 gr de un buen jamón cortado finito
  • aceite
  • sal

Como hacer huevos rotos o huevos estrellados: paso a paso de la elaboración

1Vamos a empezar preparando las patatas. Las pelamos y lavamos bien y, si tenemos tiempo, las dejamos reposando en un bol cubiertas de agua. De esta forma, conseguimos que suelten el almidón y queden más sueltas al freírlas. Si no disponemos de tiempo, las ponemos bajos el chorro de agua fría. En ambos caso, las escurrimos y secamos muy bien, las cortamos en rodajas y las salamos al gusto.

2Ponemos a calentar abundante aceite en una sartén. Cuando esté bien caliente, incorporamos las patatas, que deben quedar cubiertas por el aceite. Bajaremos el fuego y freiremos las patatas a fuego medio-bajo, poco a poco, hasta estén tiernas. En ese momento, volvemos a subir el fuego y, en cuanto veamos que van a empezar a dorarse, retiramos las patatas de la sartén. Las colocamos sobre un escurridor, o sobre papel absorbente, para que eliminen el exceso de aceite.

3Una vez que tengamos las patatas bien escurridas, las colocaremos enseguida en la fuente donde queramos presentar los huevos rotos, y repartiremos sobre ellas el jamón ligeramente troceado.

4Pasamos ya a freír los huevos. Utilizaremos una sartén antiadherente y parte del aceite en el que hemos frito las patatas. La pondremos a calentar, fuego fuerte y cuando esté el aceite muy caliente cascamos el huevo en la sartén. Bajamos el fuego y cocinamos al gusto, para mi lo ideal es que queden con una ligera puntilla pero con la yema bien tierna, para que luego podamos mezclarla bien con las patatas.

receta de huevos rotos

5Según vayamos teniendo cada huevo listo, lo sacaremos de la sartén con una espumadera, intentando escurrir al máximo el aceite, y lo iremos colocando en la fuente con las patatas y el jamón. Allí le añadimos una pizca de sal.

6 Servimos enseguida. Solo nos queda el toque final, romper los huevos. Lo haremos intentando que se esparza y se reparta bien la yema por todo el plato, y ahora a disfrutar, la combinación de sabores es una auténtica delicia!!

huevos rotos

Consejos y otras opciones de preparación

  • La base de este plato son las patatas y el huevo, y sobre esta combinación, podemos añadir o quitar ingredientes al gusto. Podemos por ejemplo, prescindir del jamón, o sustituirlo por chistorra, chorizo,…
  • Quiero recomendarte también otra receta con huevos y patatas que no puede faltar en ningún recetario, la tortilla de patatas, sin duda este es otro clásico de los que siempre triunfan!!
TORTILLA DE PATATAS ¡Así sale perfecta!👍

POLLO GUISADO CON PATATAS

0

Hoy cocinaremos una receta de pollo guisado con patatas que es fácil, sana, económica y, además, muy, muy rica, prepara el pan para mojar porque la salsa de este guiso de pollo es de las de disfrutar y repetir, te lo aseguro!!

Lo vamos a cocinar de la forma tradicional, con su buen sofrito y su cocción sin prisas, te cuento, paso a paso, como hacer este pollo con patatas, no te pierdas la receta!

Receta de POLLO GUISADO: ingredientes

  • 1 pollo, troceado para guisar
  • 1 cebolla
  • medio pimiento
  • 2 dientes de ajo
  • 175 gr de tomate triturado
  • 125 ml de vino blanco
  • 400 gr de patatas
  • pimienta y sal
  • cucharadita de tomillo
  • 2 hojas de laurel
  • perejil
  • aceite de oliva

VIDEORECETA de pollo guisado con patatas

POLLO guisado con PATATAS y con una salsa de las de disfrutar y repetir!!

Como hacer pollo con patatas: paso a paso de la elaboración

1Empezaremos limpiando y secando bien el pollo, y eliminando los posibles restos de grasa que pueda tener. a continuación, lo salpimentaremos a nuestro gusto. También dejamos preparadas las verduras. Cuando las tengamos limpias y secas , troceamos muy finita la cebolla, picamos los dientes de ajo y cortamos el pimiento, también en trocitos pequeños.

2El siguiente paso será sellar los trozos de pollo. Para ello, ponemos a calentar en una cazuela un chorro generoso de aceite de oliva. Cuando el aceite esté bien caliente, vamos poniendo en la cazuela los trozos de pollo (mejor hacerlo por tandas, de dos o tres veces, para que se doren de forma homogénea). Los cocinamos a fuego fuerte, unos 2 ó 3 minutos por cada lado, y sin darle la vuelta a cada pieza hasta que veamos que está bien dorada por esa cara. Cuando tengamos las piezas de pollo doradas por todos los lados, las sacaremos a un plato y las reservaremos.

3Pasaremos ahora a hacer un buen sofrito con las verduras. Lo prepararemos en la misma cazuela donde hemos sellado el pollo, aunque eso, si antes de nada, retiraremos el exceso de aceite. Ponemos a pochar la cebolla y los ajos. Dejamos un par de minutos al fuego y, a continuación, añadimos también el pimiento. Agregamos una pizca de sal y dejamos que se cocinen a fuego suave, poco a poco, y moviéndolas de vez en cuando.

4Cuando las verduras estén tiernas, será el momento de incorporar el tomate triturado. Movemos y dejamos al fuego, hasta que se haya reducido el líquido.

5Volvemos a poner el pollo en la cazuela, junto con el jugo que haya soltado en el plato en el que lo habíamos reservado. Regamos con el vino blanco y cocinamos, a fuego vivo, hasta que se haya evaporado el alcohol.

6Añadiremos ahora las especias, una cucharadita de tomillo y un par de hojitas de laurel, y también agua, poco más de un litro, que no llegue a cubrir del todo los trozos de pollo. Nos queda incorporar las patatas a la cazuela, y lo haremos chascándolas, para que suelten su almidón y el caldo nos quede espesito y consistente.

7Y ya con todos los ingredientes del guiso en la cazuela, salamos al gusto y subimos el fuego hasta que el agua rompa a hervir. En ese momento ponemos la tapadera y dejamos que el pollo con patatas cueza semitapado, a fuego no muy fuerte, durante unos 25 minutos.

8Pasado este tiempo, retiramos la tapadera y comprobamos el punto de cocción de las patatas, así como el espesor de la salsa y el punto de sazón del guiso. Cuando lo tengamos todo a nuestro gusto, apagamos el fuego, añadimos perejil recién picado y, si es posible, dejamos que el pollo guisado con patatas repose un poco, así se terminarán de aunar sabores y el caldo ganará en consistencia.

receta de pollo guisado paso a paso

Consejos y otras opciones de preparación

  • Puedes hacer esta receta con las partes de pollo que más te guste: muslos, jamoncitos, traseros… puedes utilizar la parte que prefieras, simplemente debes tener en cuenta el tipo de corte para adaptar el tiempo de cocción.
  • Ten en cuenta que el tiempo total de cocción de las patatas dependerá, tanto de la variedad elegida, como del tamaño del corte que hayas hecho.
  • También podemos adaptar el espesor del caldo a nuestro gusto. Vigila de vez en cuando la cantidad de líquido que hay en la cazuela durante la cocción, no hay problema en añadir un poco más de agua si es necesario. Si por el contrario, la salsa te ha quedado demasiado líquida, puedes darle espesor de la siguiente forma: pon en un vaso una cucharadita de maizena y disuélvela en un poquito de agua fría. Incorpora a la cazuela y da un hervor al guiso, hasta que la salsa espese a tu gusto.
  • Te recomiendo también otra receta de pollo en cazuela que es una auténtica delicia, este pollo a la mostaza es una de esas recetas que no fallan!
POLLO A LA MOSTAZA, una salsa de las de empezar y no parar!!

Trenza de HOJALDRE RELLENA con frutas y crema pastelera

0

Hoy te traigo una receta dulce, un hojaldre relleno con frutas y crema pastelera, una combinación de texturas y sabores que es una auténtica delicia.

Lo vamos a presentar en forma de trenza, es muy sencillo de hacer y queda muy vistoso!! Te explico paso a paso, como hacer esta rica trenza de hojaldre, empezamos preparando los ingredientes.

hojaldre relleno trenza

Receta de hojaldre relleno: ingredientes

  • 1 lámina de hojaldre rectangular de 275 gr aprox.
  • 5 yemas
  • 50 gr de maizena
  • 500 ml de leche
  • 100 gr de azúcar
  • la piel de un limón
  • 2 cucharaditas de aroma de vainilla
  • 60 gr de orejones
  • 50 gr de pasas
  • 75 gr de nueces
  • 1 huevo para pintar el hojaldre

para el glaseado (opcional):

  • 50 gr de azúcar glas
  • 10 ml de licor (pacharán o licor de naranja..)
  • 10 ml de zumo de naranja

Como hacer hojaldre con frutas: paso a paso de la elaboración

1Empezaremos preparando la crema pastelera para el relleno: Ponemos en una cazuela la leche, junto con la piel de limón y el aroma de vainilla. Dejamos que se caliente, a fuego no muy fuerte y moviendo de vez en cuando. En cuanto la leche rompa a hervir, retiramos la cazuela del fuego, tapamos, y dejamos reposar todo junto, durante unos 10 minutos aproximadamente.

2Por otro lado, batiremos las yemas con el azúcar, hasta que tengamos una mezcla blanquecina y cremosa (podemos hacerlo con las varillas de mano o las eléctricas). Agregamos ahora la maizena y mezclamos de nuevo, hasta que esté integrada y no haya grumos. Por último, incorporaremos la leche que habíamos infusionado antes (debemos retirar la piel de limón). Como la leche estará todavía ligeramente caliente, la incorporaremos poco a poco, en forma de hilo y moviendo continuamente con las varillas de mano, así conseguiremos añadirla sin que se cuajen los huevos.

3Ponemos la mezcla que acabamos de hacer en la cazuela y la llevamos de nuevo al fuego. Debemos cocinarla a fuego suave, moviendo continuamente para que no se agarre al fondo, al menos durante unos 10 minutos, hasta que veamos que ha espesado a nuestro gusto. Eso sí, debes tener en cuenta, que al enfriar ganará en consistencia.

4Pasamos la crema pastelera a un bol y le añadimos los orejones, las pasas y las nueces, todo troceado a nuestro gusto. Mezclamos bien para que se repartan en el relleno y, enseguida, tapamos con con film transparente. El film debe quedar pegado a la crema, así evitaremos que se forme una película sobre la crema pastelera. Metemos en la nevera y dejamos reposar durante, al menos, una hora.

5Cuando haya reposado la crema pastelera, extendemos la masa de hojaldre y repartimos sobre ella la crema. Enrollamos como si fuéramos a hacer un brazo de gitano y, con la ayuda de un cuchillo bien afilado, dividimos el rollo en dos partes. Ahora, vamos a entrelazar las dos partes, como si estuviéramos haciendo una trenza.

6 Pintamos ligeramente el hojaldre con huevo batido y ya lo tendremos listo para meter al horno. El horno debe estar precalentado y hornearemos la trenza de hojaldre a 180ºC, con calor arriba y abajo, hasta que esté dorada a nuestro gusto, en mi caso, tardó unos 40 minutos en estar lista.

7Ya fuera del horno, la dejaremos enfriar y ya la tendríamos lista para servir. Podemos presentar el hojaldre tal cual, darle un acabado brillante con una capa de gelatina o pintarlo con un glaseado. Yo he optado por esta última opción y he mezclado azúcar glas, licor y zumo de naranja hasta que se han disuelto bien. Por último, he pintado el hojaldre relleno con una fina capa de este glaseado.

Consejos y otras opciones de preparación

  • Puedes cambiar a tu gusto tanto el tipo, como la cantidad de frutas del relleno, no dudes en los personalizar ingredientes y adaptarlos a tus gustos personales.
  • Y, antes de irme, quiero recomendarte otra receta con hojaldre, en este caso un hojaldre salado, éste pastel de pollo en hojaldre es una auténtica delicia!!
PASTEL DE POLLO en hojaldre, una receta muy fácil para las ocasiones especiales

BERENEJENAS RELLENAS al horno -Receta muy fácil y rica!

0

Las berenjenas rellenas de atún son una receta de lo más rica y completa. ya que, a la vez, vamos a presentar en el plato verdura, pescado y queso, una combinación deliciosa y perfecta para que, hasta los que más se resisten a las verduras, disfruten de ellas.

Te cuento, paso a paso, como prepararlas, no te pierdas la receta, que empezamos ya preparando los ingredientes!

berenjenas rellenas al horno

Receta de berenjenas rellenas al horno: ingredientes

  • 3 berenjenas
  • 1 cebolla
  • 3 latitas de atún
  • 3 ó 4 cucharadas de salsa de tomate
  • queso rallado al gusto
  • anchoas, aceitunas o cherrys para acompañar
  • aceite de oliva
  • sal
  • orégano

VIDEORECETA de berenjenas rellenas

BERENJENAS RELLENAS al horno | Receta FÁCIL y muy, muy rica!

Como hacer berenjenas rellenas de atún: paso a paso de la elaboración

1Empezaremos lavando y secando muy bien las berenjenas, ya que, al presentarlas rellenas, las prepararemos con su piel. Cuando las tengamos limpias, cortaremos cada una de ellas a lo largo, en dos mitades.

2A continuación, haremos unos cortes en el interior de las berenjenas. Primero, marcaremos ligeramente el borde por dentro del cual luego las vaciaremos. A continuación, haremos unos cortes más profundos, en diagonal, y con cuidado de no llegar al fondo ni romper la piel.

3Añadiremos en la superficie de las berenjenas una capa generosa de sal y las colocaremos, boca abajo, sobre un escurridor. Las dejaremos que suden durante unos 30 minutos, así conseguiremos eliminar el posible amargor que puedan tener. Pasado este tiempo, las lavamos con agua fría, las secamos bien y las colocamos en la bandeja donde queramos hornearlas.

4Las rociamos con un chorro de aceite de oliva y las metemos al horno. El horno debe estar precalentado y cocinaremos las berenjenas a media altura, calor arriba y abajo y temperatura de 180ºC, hasta que veamos que están tiernas y ligeramente doraditas (en mi caso, tardaron 40 minutos aprox.).

5Cuando las berenjenas hayan enfriado un poco y ya no quemen, pasaremos a vaciarlas, retirando su pulpa con la ayuda de un vaciador o una cucharita. También conviene trocear ligeramente la carne para que luego el relleno nos quede más fino.

6Por otra parte, ponemos a calentar aceite en una sartén. Cuando coja temperatura, echamos en ella la cebolla, que debe estar picada muy finita, y le añadimos una pizca de sal. La cocinamos a fuego suave, moviendo de vez en cuando, hasta que veamos que está tierna.

7Es el momento de incorporar la carne de las berenjenas. Mezclamos con la cebolla y cocinamos, todo junto, unos minutitos más. Añadimos también unas cucharadas de salsa de tomate, movemos de nuevo y, en un par de minutos, apagamos el fuego. Ponemos también el atún, que debe estar muy bien escurrido y desmigado, y lo mezclamos con el sofrito, éste será el relleno de nuestras berenjenas.

8Repartimos el relleno que acabamos de preparar en las cáscaras de berenjenas. Solo nos queda ya cubrir la superficie con una buena capa de queso rallado, añadir unas anchoas (o el acompañamiento que hayas elegido) y meter de nuevo al horno, ésta vez solo con función gratinador, hasta que el queso esté fundido y dorado a nuestro gusto.

9 Ya fuera del horno. espolvoreamos las berenjenas rellenas con un poquito de orégano, y listas para servir!!!

Consejos y otras opciones de preparación

  • El tiempo de horneado de las berenjenas puede ser muy variable, dependerá tanto del tamaño de las mismas, como del horno en el que se preparen.
  • Las berenjenas rellenas o al horno, admiten muchas y variadas opciones, por ejemplo, pueden optar también por preparar unas berenjenas rellenas de carne, o si quieres una presentación más original, te recomiendo que pruebes estas milhojas de berenjena con jamón y queso, fáciles y deliciosas!
Milhojas de BERENJENAS rellenas de JAMÓN Y QUESO

Cocido: así lo preparamos en casa

Hoy cocinamos cocido, una de las recetas más tradicionales y versátiles de nuestra gastronomía.

Como tal, cuenta con múltiples y variadas versiones, tanto en los ingredientes que se utilizan, como en la forma de cocinado y, hasta en la forma de comerlo. De hecho, en casa, lo comemos de dos formas distintas: hay quienes lo prefieren en dos platos (sopa, verdura y legumbre por un lado, y carnes por otro) y hay quienes lo prefieren en tres (primero sopa, por otra lado verdura y garbanzos, y, por último, las carnes).

La receta que verás a continuación es tal y como lo cocino en casa. A lo largo del tiempo he ido variando los ingredientes y las versiones y así es como nos gusta más y también como más lo aprovecho porque, otra de las ventajas de este plato es que, con lo que sobra, se pueden preparar, entre otras cosas, unas riquísimas croquetas de cocido, que se congelan perfectamente y que son una de nuestras favoritas.

Te explico, paso a paso, como preparamos esta receta de cocido en casa, empezamos, como no, con la lista de ingredientes:

Receta de cocido: ingredientes

  • 300 gr de garbanzos
  • 2 muslos de pollo con contramuslo
  • 400 gr de morcillo de ternera
  • 150 gr de tocino
  • 300 gr de jamón en una pieza (puedes utilizar menos cantidad y hueso o punta)
  • 1 hueso de espinazo
  • medio repollo
  • 1 pie de cerdo (de los salados y secos)
  • fideos tipo cabellín
  • 3 huevos
  • perejil
  • 1 diente de ajo
  • pan rallado
  • sal

Como hacer cocido con rellenos: paso a paso de la elaboración

1Empezaremos poniendo la noche anterior los garbanzos en remojo. Los colocaremos en un bol alto y los cubriremos sobradamente con agua caliente. Hay que tener en cuanta que los garbanzos, al menos, doblarán su volumen, así que no debemos quedarnos cortos con la cantidad de agua que los cubre. Los dejaremos en remojo a temperatura ambiente.

2Al día siguiente, desechamos el agua del remojo, enjuagamos los garbanzos y los ponemos en la olla. Añadimos también el pollo, el jamón, el morcillo, el tocino, el pie, el espinazo o el hueso (toda la carne salvo el chorizo) y el repollo ya limpio. Cubrimos con agua, nunca sobrepasando 2/3 de la capacidad de la olla. Añadimos una pizca de sal (ojo, que lleva ya ingredientes con sal) y cerramos.

3Ponemos la olla a fuego medio- fuerte. Se formará una espumilla, que debemos retirar para que nos quede un caldo limpio. Bajamos un poco el fuego y cerramos la olla. Cuando empiece a salir el vapor, contamos 25 minutos de cocción. Podemos aprovechar este tiempo para cocer el chorizo, lo pondremos en una cazuela cubierto con agua y lo dejaremos hervir durante 20 minutos. Pasado este tiempo, comprobaremos el punto de cocción y retiraremos del fuego o dejaremos cocer un poco más si es necesario.

4Pasados los 25 minutos de cocción del cocido, retiramos la olla del fuego y la dejamos reposar, sin abrirla, hasta que haya perdido todo el vapor.

5Cuando la olla haya perdido toda la presión la abrimos y, con la ayuda de una espumadera, sacamos las carnes y la verdura. El caldo, lo colaremos y lo pasaremos a la cazuela donde luego coceremos los fideos y los rellenos.

6 Pasamos ahora a hacer los rellenos. Machacamos en el mortero un diente de ajo ligeramente picado, unas hojitas de perejil fresco y sal al gusto. Batimos los huevos como si fuéramos a hacer una tortilla, le añadimos el contenido del mortero y dos o tres cucharadas soperas del caldo del cocido (cuidado de no añadirlo muy caliente o se cuajarían los huevos). Mezclamos todo y añadimos pan rallado, aprox. cucharada y media por huevo, aunque lo ideal es ir añadiendo a ojo y mezclando hasta que tengamos una mezcla ligeramente espesa pero jugosa.

7Ponemos aceite a calentar en una sartén y, cuando coja temperatura freimos los rellenos. El tamaño es al gusto, yo suelo poner una cucharada sopera de mezcla para cada relleno. Los freímos unos minutos por cada lado, dorándolos ligeramente.

8Por último, ponemos al fuego el caldo del cocido y, cuando rompa a hervir, incorporamos en la cazuela los fideos y los rellenos y cocemos, todo junto, durante unos 3 minutos, el tiempo justo para que el fideo esté cocinado.

Consejos y otras opciones de preparación

  • Puedes optar también por cocer el chorizo en la olla, junto con el resto de ingredientes. En este caso el caldo quedará con más color y un sabor más intenso.
  • Si tienes la oportunidad, haz la preparación de la olla el día antes de comer el cocido. Cuela el caldo y déjalo reposar en la nevera, se formará una capa algo consistente en la superficie. Retírala con la cuchara, así conseguirás retirar el exceso de grasa y el caldo quedará más ligero y menos fuerte.
  • La versión más tradicional de este guiso se cocina sin olla rápida, realizando la cocción directamente en cazuela, como hacían las abuelas. Lógicamente, esta opción requiere de bastante más paciencia, ten en cuenta que los garbanzos tardan un mínimo de 2 horas en cocinarse.

Y, antes de irme, quiero recomendarte otra receta de un guiso tradicional, estas patatas con carne que no pueden faltar en ningún recetario!

PATATAS CON CARNE , un guiso tradicional y delicioso

Receta de PATATAS con CALAMARES, ¡este caldo está increíble!

Hoy cocinamos patatas con calamares, un guiso tradicional sencillo y de los de repetir, ya que el sabor que deja el calamar en el caldo, combinado con las patatas, es una auténtica delicia.

Esta es una receta muy fácil de hacer, pero también un éxito asegurado, este guiso queda un caldo meloso, que no puede estar más rico!!!

patatas con calamares

Te explico, paso a paso, como preparar esta receta de patatas con calamares, empezamos, como siempre, con los ingredientes.

Receta de patatas con calamares: ingredientes

  • 2 tubos de calamar (aprox. 370 gr)
  • 750 gr de patatas
  • 1 cebolla mediana
  • 2 dientes de ajo
  • 2 ó 3 cucharadas de salsa de tomate
  • 125 ml de vino blanco
  • pellizco de azafrán
  • 1 cucharadita escasa de pimentón
  • 2 hojas de laurel
  • perejil
  • aceite y sal
  • caldo de pescado o agua

VIDEORECETA de patatas guisadas con calamares

Receta de PATATAS con CALAMARES, ¡este caldo está increíble!😋😋

Como hacer guiso de patatas con calamares : paso a paso de la elaboración

1Empezaremos limpiando, secando y cortando los calamares. Podemos optar por cortados en anillas, aunque, como éste es un guiso de cuchara, yo prefiero trocearlos más pequeños para que no haya que cortarlos en el plato. Los salamos y reservamos.

2Troceamos finita la cebolla y picamos también los ajos en trocitos pequeños. Ponemos a calentar aceite en una cazuela y, cuando coja temperatura, echamos en ella los ajos. Los sofriemos, a fuego no muy fuerte, hasta que veamos que van a empezar a tomar color.

3Incorporamos ahora la cebolla, la salamos para que sude y la dejamos pochando, poco a poco, a fuego suave y moviendo de vez en cuando para que se cocine por todos los lados por igual.

4Podemos aprovechar el tiempo de cocinado del sofrito para ir troceando las patatas. Lo ideal es, una vez peladas y limpias, cascarlas o chascarlas para que suelten su almidón y nos quede luego un caldo espesito. Para ello, introducimos el cuchillo en la patata sin llegar al final y tiramos, rasgando sin cortar, para separar el trozo de patata.

5Cuando la cebolla esté tierna, incorporamos los calamares a la cazuela, y los salteamos durante unos minutos, hasta que hayan cambiado de color. Incorporamos ahora 2 ó 3 cucharadas de salsa de tomate, movemos bien, y cocinamos unos minutos, hasta que reduzca un poco.

6Regamos todo con el vino blanco y subimos el fuego. Cocinamos a fuego vivo, hasta que se haya evaporado el alcohol. Bajamos de nuevo el fuego y añadimos en el sofrito un pellizco de azafrán y una cucharadita de pimentón (dulce o picante, a tu gusto). Movemos bien para que se repartan en el sofrito y los calamares.

7Es el momento de incorporar las patatas al guiso. Ponemos también un par de hojitas de laurel y cocinamos a fuego suave, mezclando bien las patatas con el sofrito para que absorban todos los sabores que tenemos en la cazuela.

8Ya solo nos queda cubrir las patatas con el líquido, que puede ser caldo de pescado, o agua (en él último caso, añadiremos también sal al gusto). Dejamos cocer todo junto durante unos 25 minutos, retirando de vez en cuando la espumilla que se forma en la superficie.

9 Cuando las patatas estén tiernas, comprobaremos el punto de sazón del guiso y lo corregiremos si es necesario. Ya con el fuego apagado, añadiremos una pizca de perejil recién picado.

Consejos y otras opciones de preparación

  • El tiempo de cocción de las patatas puede variar dependiendo de la variedad utilizada, así que es recomendable comprobar el punto de cocción pasados 25 minutos. Si es necesario, podemos añadir caldo durante la cocción.
  • Como en casi todas las recetas de este tipo, el guiso estará más rico si lo dejas reposar un tiempo, el caldo se asentará y cogerá más sabor y consistencia.

Y, antes de irme, quiero recomendarte otra receta de un guiso tradicional con patatas, estas patatas con carne que no pueden faltar en ningún recetario!

PATATAS CON CARNE , un guiso tradicional y delicioso