ÚLTIMAS RECETAS

PASTEL DE POLLO en hojaldre

0

Esta receta de pastel de pollo es muy fácil de preparar y perfecta para sorprender a los tuyos en Navidad o en ocasiones especiales.

Tiene, además, la ventaja de que podemos cambiar y sustituir sus ingredientes para adaptarlo a nuestros gustos personales, de hecho, te daré algunas alternativas y distintas opciones, para que puedas hacerlo.

Receta de pastel de pollo : ingredientes

  • 1 ó 2 láminas de hojaldre
  • 700 gr de carne picada de pollo
  • 4 huevos cocidos y 1 huevo crudo
  • 70 gr queso
  • 80 gr de jamón
  • 40 gr de pistachos pelados
  • nata para cocinar
  • orégano, sal y pimienta 1 huevo batido

VIDEORECETA De hojaldre de pollo

Como hacer pastel de pollo en hojaldre : paso a paso de la elaboración

1Lo primero que debemos hacer es el relleno del pastel, así que vamos a empezar poniendo la carne en un bol y aliñándola. Le añadiremos sal y pimienta recién molida a nuestro gusto y también orégano. En el caso de que no te guste el orégano, sin problema puedes sustituirlo por perejil o por cualquier otra hierba aromática.

2Para que la carne nos quede más jugosa, incorporaremos también un chorrito de nata y un huevo batido y mezclaremos hasta que tengamos estos ingredientes intregados y bien repartidos.

3Pondremos también en el bol de la carne el jamón serrano, los daditos de queso y los pistachos. Mezclaremos de nuevo.

Comprobaremos que la mezcla no esté muy seca, debe quedar jugosa, si es necesario, corregiremos añadiendo un poquito más de nata.

4Vamos ahora a formar un rollo con la carne. Sobre una lámina de papel de hornear colocaremos la mezcla de carne que acabamos de hacer y la vamos repartiendo y extendiendo, formando un rectángulo .

5Colocaremos, además, en uno de los laterales, los cuatro huevos cocidos y, ayudándonos del papel, vamos a formar el rollo. Debemos ir girando y enrollando la carne y, al mismo tiempo, ir presionando ligeramente, para que el rollo se vaya compactando. Iremos retirando también el papel y volveremos a enrollar de nuevo.

Por ultimo, cerraremos el rollo por los extremos y terminaremos de darle forma (un truco para hacerlo sin que la carne se te pegue a las manos, es tenerlas ligeramente humedecidas).

6Colocaremos el rollo de carne en el centro de una lámina de hojaldre (si, es necesario, añade y adapta el tamaño del hojaldre para que cubra el rollo de pollo). Cubrimos la carne uniendo los extremos del hojaldre y cerramos bien las uniones.

7Solo nos quedará colocar el hojaldre, con las uniones para abajo, sobre la bandeja dónde quedamos hornearlo, pintarlo con una buena capa de huevo batido y decorar a nuestro gusto con el hojaldre que nos haya sobrado.

8Metemos el pastel de pollo al horno. El horno, debe estar precalentado y hornearemos el hojaldre a 180ºC, con calor arriba y abajo, hasta que el hojaldre esté dorado a nuestro gusto.

pastel de pollo en hojaldre

Consejos para preparar pastel de pollo en hojaldre y otras opciones

  • Puedes adaptar los ingredientes a tus gustos, por ejemplo, sustituir jamón serrano por jamón york, fiambre de pavo o beicon, los pistachos por nueces o frutas secas y el orégano por perejil u otras hierbas a tu gusto. Si lo prefieres, también podrías utilizar carne de mezcla en vez de carne de pollo.
  • Te recomiendo también otra receta de carne, muy sencilla, pero que queda perfecta para los ocasiones especiales, este solomillo en salsa siempre sale bien!
SOLOMILLO EN SALSA, fácil y con una salsa irresistible!

LOMO RELLENO en su SALSA – Receta SIN HORNO

0

Hoy te traigo una receta para triunfar. Este lomo relleno, acompañado de su salsa, es un plato de los que gustan a todos y de los que llaman la atención cuando lo servimos en la mesa. Tiene, además, la gran ventaja de que puede prepararse con antelación y podemos también adaptar los rellenos a nuestros gustos, así que, acompañado de una buena guarnición, esta es una receta para acertar en las ocasiones especiales.

Te explico, paso a paso, como rellenar, bridar y cocinar un lomo de cerdo.

Receta de lomo relleno: ingredientes

  • 1 pieza de lomo (aprox. 1,6 kg)
  • 1 cebolla grande
  • 1 zanahoria
  • tomate al gusto
  • 3 dientes de ajo
  • 2 hojas de laurel
  • 10- 12 lonchas de beicon
  • 3 – 4 huevos cocidos
  • aceitunas al gusto
  • chorrito de coñac
  • sal y pimienta
  • aceite de oliva

VIDEORECETA De lomo relleno en su salsa

LOMO RELLENO en su SALSA - Receta SIN HORNO

Como hacer lomo de cerdo relleno : paso a paso de la elaboración

1Empezaremos arreglando la pieza de lomo. Lo ideal es pedirle al carnicero que nos la deje abierta para rellenar, luego nosotros en casa terminaremos de limpiarla, retirándole las telillas y los restos de grasa que pueda tener.

Una vez limpio, lo pondremos en la tabla con la cara interior hacia arriba, ya colocado para rellenar, y lo aliñaremos con sal y pimienta nuestro gusto por esta cara.

2Pasaremos a colocar el relleno. Empezaremos poniendo sobre el lomo las lonchas de bacon, eso sí, procurando no llegar del todo hasta el borde, para evitar que el relleno se salga al enrollar el lomo.

Repartiremos sobre el bacon las aceitunas y, el siguiente paso, será colocar los huevos. Un truco, para que no se descoloquen luego al enrollar, es insertar unas brochetas a lo largo de los huevos, de manera que queden unidos entre sí. Debes tener en cuenta que las brochetas debe sobresalir un poco por ambos lados del trozo de carne, para que luego podamos retirarlas sin problema.

3Vamos ahora a formar el rollo. Debemos ir enrollando el lomo poco a poco y, a la vez, presionando ligeramente, para que nos quede un rollo compacto y sin huecos. Iremos dando vueltas al lomo, calculando para que el borde del lomo nos quede colocado en la parte inferior del rollo.

Y, listo el rollo, retiraremos las brochetas con las que habíamos colocado los huevos.

4Para que el rollo no se deshaga y quede con buena forma, vamos a bridarlo con un hilo de cocina (aunque, si lo prefieres, también puedes utilizar redes o mallas de las que vienen ya formadas). Pasaremos el hilo por debajo del lomo y, en la zona de comienzo del rollo, haremos un nudo. Debe quedar fuerte y bien apretado. Formaremos ahora con el hilo un círculo alrededor de la mano y pasaremos por dentro de él el lomo, hasta que el hilo esté colocado de nuevo al principio, a unos 2 cm del primer hilo que fijamos. Debemos, además, ir estirando muy fuerte el hilo, ya que debe quedar prieto y bien ajustado al rollo.

Iremos repitiendo este procedimiento hasta que tengamos todo el lomo rodeado con el hilo. Y ya solo nos quedará fijar el hilo con otro nudo.

Una vez bridado el lomo, lo salpimentaremos por ambas caras y lo tendremos ya listo para cocinar.

5Pondremos ahora al fuego una cazuela, con un poco de aceite y, cuando ésta coja temperatura, incorporaremos en ella el lomo relleno y los dientes de ajo pelados.

Vamos a ir dorando el rulo de carne, a fuego medio-fuerte. Cuando veamos que ya está tostado por un lado, le daremos la vuelta para que se dore también por el otro, y así de nuevo, hasta que lo tengamos dorado por todas las caras. Además, retiraremos los ajos en el momento en que veamos que ya están también dorados.

6Regamos ahora el lomo con un chorrito de brandy y subimos el fuego hasta que se haya evaporado el alcohol. Es el momento de incorporar las verduras a la cazuela, la cebolla y las zanahorias troceadas. Dejaremos que se vayan cocinando semi tapadas, junto con el lomo, fuego no muy fuerte y moviéndolas de vez en cuando. Cuando ya estén tiernas y hayan soltado todo su jugo, añadiremos también unas cucharadas de tomate frito y cocinaremos un par de minutos más.

7Para terminar la cocción del lomo añadiremos líquido la cazuela, puede ser caldo o agua . Yo, en esta ocasión, le he puesto agua, pero si le añades un buen caldo de carne o pollo, la salsa te quedará aún con más sabor.

Pondremos sal y un par de hojitas de laurel en la salsa y dejaremos que se vaya cocinando todo junto y con la cazuela tapada. Lo dejaremos primero 15 minutos por un lado y unos 10 minutos más por otro lado o hasta que el lomo esté tierno.

8Ya fuera del fuego, retiraremos el lomo y el laurel de la cazuela y pasaremos verduras y caldo a un bol, donde trituraremos todo hasta obtener una salsa bien fina.

Comprobaremos el punto de sazón y el espesor de esta salsa para corregirlo si es necesario. En caso de que nos haya quedado demasiado líquida, la pondremos de nuevo al fuego y, cuando rompa a hervir, le añadiremos una cucharadita de maicena disuelta en agua fría y dejaremos cocer otra vez hasta que espese a nuestro gusto.

9 Ya solo nos queda, una vez que el rollo de lomo haya enfriado, retirarle el hilo con el que lo habíamos atado y cortarlo en rodajas. Y ya tenemos nuestro lomo de cerdo relleno listo para servir, acompañado, como no, con su salsa.

Consejos para preparar lomo de cerdo relleno y otras opciones

  • Si prefieres, puedes optar por cocinar el lomo en la olla rápida, el procedimiento sería en mismo que en la cazuela pero dándole un menor tiempo de cocción.
  • Te recomiendo también otra receta de carne, muy sencilla, pero que queda perfecta para los ocasiones especiales, ¡ este solomillo en salsa siempre sale bien!
SOLOMILLO EN SALSA, fácil y con una salsa irresistible!

La mejor receta de patatas rellenas de jamón ibérico con queso parmesano

Si decimos las palabras “patatas” y “jamón ibérico” estamos seguros de que a muchos de vosotros se os estará haciendo ya la boca agua. Y es que no es para menos, las patatas y el jamón ibérico son dos productos increíbles que, además de poder conseguir con mucha facilidad, se convierten en los alimentos perfectos para una comida completa y saludable

La verdad es que tanto las patatas como el jamón ibérico forman parte de nuestra dieta mediterránea, tan variada y sabrosa que a veces hasta nos sorprendemos consiguiendo nuevas combinaciones que nunca habíamos probado. Este es el caso del día de hoy con estas maravillosas patatas rellenas de jamón ibérico. 

Una receta original, que nos puede servir tanto para hacer una cena o una tapita graciosa como para acompañar, por ejemplo, un rico filete de ternera, un pescado a la plancha o, simplemente, una ración de verduras al vapor. 

Lo bueno que tiene esta receta, además de ser sencillísima, es que combina a la perfección con cualquier cosa, por lo que no os hacemos esperar más para conocer todos y cada uno de los secretos de estas patatas rellenas de jamón ibérico tan especiales. Igualmente, desde aquí también os animamos a que probéis otras Recetas jamón legado con las que estamos seguros de que también os sorprenderéis tanto en la cocina como alrededor de la mesa. 

Ingredientes para preparar las patatas rellenas de jamón ibérico para 4 personas

  • 4 patatas grandes
  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • 200 gramos de jamón ibérico
  • 100 gramos de nata para cocinar
  • 50 gramos de queso crema
  • 150 gramos de queso parmesano 
  • Nuez moscada
  • Orégano
  • Perejil
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Papel de aluminio

Paso a paso: cómo conseguir estas ricas patatas rellenas de jamón ibérico

Lo primero que haremos será coger nuestras 4 patatas grandes y lavarlas bien debajo del grifo. Vamos a hacer la receta con las patatas enteras, por lo que no es necesario pelarlas.

Mientras hacemos esto, ponemos también a precalentar el horno a 200 grados con calor arriba y abajo. 

En el tiempo que se calienta el horno, vamos secando bien las patatas y cortamos 4 trozos generosos de papel de aluminio. En cada papel de aluminio colocamos una patata, añadiendo sal y pimienta al gusto, así como un pequeño chorrito de aceite de oliva virgen extra. 

Envolvemos las patatas con el papel de aluminio y las colocamos en una bandeja de horno. Introducimos las patatas en el horno, bajamos el calor a 180 grados y dejamos que las patatas se cocinen a altura media durante unos 45 minutos. 

Después de que haya pasado este tiempo, comprobamos si las patatas están listas pinchándolas con un palillo largo, como los que se utilizan para las brochetas. Si no tenéis de estos palillos en casa, podéis utilizar un cuchillo pequeño de punta afilada. 

Si, al pinchar las patatas, notamos con el palillo que el centro todavía está duro, seguiremos cocinándolas y pinchándolas en tandas de diez minutos para que tampoco se pasen y queden deshechas. Necesitamos que queden enteras para poder rellenarlas con facilidad. 

Cuando las patatas lleven ya un ratito en el horno, podemos ponernos a preparar el relleno para ahorrar tiempo. Para ello, lo primero será pelar y cortar la cebolla y el puerro en trocitos lo más pequeños posibles. 

En una sartén, colocamos un poco de aceite de oliva virgen extra a fuego medio alto y pochamos ahí la cebolla y el puerro. Cuando veamos que se empiezan a dorar, bajamos el fuego al mínimo y aprovechamos para añadir sal y pimienta al gusto a la sartén. 

Con el fuego al mínimo, incorporamos en la sartén los 100 gramos de nata para cocinar y los 50 gramos de queso crema. Incorporamos también el orégano, la nuez moscada y el perejil picado. 

Rallamos por encima unos 50 gramos del queso parmesano y dejamos que la nata se cocine y los quesos se fundan, todo a fuego bajo, removiendo cada poco tiempo. 

Mientras estos ingredientes se cocinan, pasamos a picar el jamón ibérico en tiras o pequeños daditos, reservando una o dos lonchas para la decoración final. 

Una vez que todos los ingredientes de la sartén se hayan fundido, apagamos el fuego y añadimos ahí el jamón cortado. 

Retiramos las patatas del horno, quitamos el papel de aluminio y les damos un corte a la mitad, colocándolas con la piel boca abajo en la misma placa de horno. Con una cuchara, quitamos un poco de la pulpa de la patata (apenas un par de cucharaditas) y las rellenamos con la mezcla de la sartén. 

Rallamos el resto del queso parmesano por encima de las patatas y las metemos a gratinar en el horno durante unos 5 minutos a 180 grados con calor por arriba. 

Mientras se gratina el queso, en una sartén a fuego medio, colocamos las lonchas de jamón ibérico para tostarlas un poco y que queden crujientes. Serán apenas un par de minutos por cada lado. 

Al fundirse el queso, retiramos las patatas del horno y emplatamos colocando las medias lonchas de jamón crujientes por encima de cada una de las patatas y decorando con un poco de perejil picado. 

Redactor: Sara Guerra

TOURTE MILANESE de Julia Child

Hoy cocinamos tourte milanese, un delicioso pastel salado con masa de hojaldre en su exterior y un relleno a capas de los que llaman la atención nada más verlo.

La receta original de de esta torta milanesa es de Julia Child, cocinera, escritora y presentadora de televisión americana. Julia transformó la forma de entender la cocina de sus compatriotas americanos, y lo hizo a través de sus recetas francesas y su pasión por la cocina. Suyas son las frases: “Puedes cocinar si te lo propones”, “Si sabemos leer, sabremos cocinar”, o, “el ingrediente más importante es el amor a la cocina en sí”, con ellas puedes hacerte una idea de cual era su filosofía y de todo lo bueno que aportó esta mujer al mundo de la gastronomía.

Aunque seguramente la receta original es toda una delicia, yo la he adaptado ligeramente a nuestros gustos y los ingredientes que tenía en casa, eso si, como ella misma diría, “sin saltar las indicaciones básicas”, para que la receta quede perfecta.

Receta de tourte milanese: ingredientes

  • 2 láminas de hojaldre
  • 6 huevos para el relleno y 1 más para pintar el hojaldre
  • un chorrito de nata
  • 500 gr de espinacas
  • 1diente de ajo grande ó 2 pequeños
  • 6 lonchas grandes y un poco gruesas de jamón de york
  • 8 lonchas de queso
  • 300 gr de pimientos del piquillo
  • sal
  • aceite de oliva

Como hacer tourte milanese : paso a paso de la elaboración

1Vamos a comenzar preparando las partes del relleno que requieren cocinado. Empezaremos por el revuelto que irá en la primera capa:

Batiremos los huevos, como para hacer una tortilla, hasta que espumen ligeramente. Añadiremos una pizca de sal, un chorrito de nata y mezclaremos.

Por otra parte, pondremos una sartén al fuego con una pizca de aceite. Cuando coja temperatura echamos en ella la mezcla de los huevos. Poco a poco vamos removiendo, desde fuera hacia dentro, para hacer un revuelto. En cuanto veamos que el huevo empieza a cuajar, apagaremos el fuego y retiraremos la sartén, debemos dejar un revuelto jugoso, ten en cuenta que luego la torta tiene que hornearse.

2Prepararemos ahora las espinacas: ponemos de nuevo sartén al fuego, con un chorrito de aceite. Añadimos los ajos troceados y los cocinaremos hasta que empiecen a dorarse. Incorporaremos las espinacas, salaremos al gusto y saltearemos todo junto durante unos minutos, hasta que las espinacas estén cocinadas y se haya evaporado todo el líquido que suelten. regamos con un chorrito de nata y dejamos al fuego un par de minutos más, hasta que la nata se haya absorbido.

3Ponemos a precalentar el horno y pasamos a montar la torta:

Colocamos una lámina de hojaldre cubriendo el fondo y las paredes del molde. Repartimos sobre la base la mitad del revuelto que habíamos preparado y, sobre él, la mitad de las espinacas cocinadas. Cubrimos ahora con lonchas de jamón york y, sobre éstas, ponemos una capa de queso. A continuación, repartimos los pimientos del piquillo abiertos y enteros. Y ahora repetiremos el procedimiento, pero en orden inverso para que nos queden las capas simétricas: primero queso, a continuación jamón de york, espinacas y revuelto.

4Colocamos ahora la otra masa de hojaldre sobre el pastel y cortamos la tapa a medida. Cerramos la torta, juntando los extremos de las dos masas y apretando los bordes para sellar bien el pastel. Con la ayuda de un cuchillo bien afilado, hacemos un pequeño agujero en el centro, en forma de chimenea.

5Decoramos la torta con los sobrantes de hojaldre y pintamos la superficie con huevo batido, así conseguiremos que hojaldre tome un bonito color dorado al hornearlo.

6Metemos la tourte milanese al horno (que debe estar ya caliente), segunda bandeja empezando a contar desde abajo, así evitaremos que la parte de arriba se dore en exceso y daremos tiempo para que se cocine la base del pastel . Hornearemos a 180ºC hasta que el pastel esté dorado, en mi horno la torta tardó unos 55 minutos en cocinarse, pero cada horno tiene unos tiempos distintos.

7Ya fuera del horno, la dejaremos reposar unos minutos antes de servirla.

tourte milanese o torta milanesa

Consejos para preparar la tourte milanese

  • Es importante que las partes del relleno que hemos cocinado no estén calientes a la hora de ir montando el pastel, así evitaremos que nos ablanden la masa de hojaldre.
  • También imprescindible que todos los ingredientes estén muy bien escurridos antes de incorporarlos al relleno. Deja enfriar las espinacas en un escurridor y seca muy bien los pimientos antes de colocarlos en el pastel.
  • Como siempre digo, tanto los tiempos como las temperaturas del horno son orientativas, cada horno tiene un funcionamiento distinto y pueden variar considerablemente.
  • Antes de irme, aconsejarte otra deliciosa receta, esta empanada de atún, que se prepara con masa casera, fácil y de las que siempre salen bien!
EMPANADA de atún, fácil y totalmente CASERA

RECETA DE BIZCOCHO de pueblo, extra tierno y esponjoso

0

Hoy os traigo una receta de bizcocho casero, el clásico bizcocho de pueblo, con un interior muy esponjoso y extra tierno y el delicioso sabor de los bizcochos de toda la vida.

Perfecto para desayunar o merendar, este bizcocho es toda una delicia, a mí, particularmente, me encanta el contrasta entre su superficie crujiente y dulce y su interior tan tierno y suave.

No te pierdas la receta porque, este bizcocho, ¡es de los que triunfan!

Receta de bizcocho: ingredientes

  • 3 huevos tamaño L
  • 150 gr de mantequilla
  • 300 gr de harina
  • 275 gr de azúcar
  • 150 ml de nata
  • 12 gr de levadura o polvos de hornear
  • pizca de sal
  • aroma de vainilla

VIDEORECETA de bizcocho de pueblo

RECETA DE BIZCOCHO de pueblo, extra tierno y esponjoso, ¡el bizcocho casero de toda la vida!

Como hacer un bizcocho casero : paso a paso de la elaboración

1Lo primero que debemos hacer es preparar los ingredientes un rato antes de empezar a elaborar el bizcocho, ya que deben estar a temperatura ambiente.

2Para comenzar la elaboración del bizcocho pondremos en un bol los huevos y el azúcar. Batiremos con las varillas eléctricas. Empezaremos a baja velocidad, hasta que se integre un poco el azúcar, para subir enseguida a la máxima potencia que nos permita nuestra batidora. Debemos batir durante unos minutos, hasta que la mezcla esté bastante cremosa y haya, al menos, doblado su volumen.

3Bajaremos de nuevo la velocidad al mínimo para integrar los ingredientes líquidos. Empezaremos añadiendo la mantequilla, que debe estar derretida, pero no caliente. La iremos incorporando de poco en poco y sin dejar de batir.

4Incorporaremos de la misma forma la nata, en forma de hilo, de poco en poco y batiendo continuamente a velocidad baja hasta que se haya integrado por completo en la mezcla.

5Por otra lado, en un bol aparte, mezclaremos la harina, la levadura y una pizca de sal. Las vamos a añadir a la mezcla anterior a través de un tamiz o un colador, y moveremos, preferiblemente, con las varillas de mano o una lengüeta. Mezclaremos hasta que tengamos una masa sin ningún grumo, debe quedar una masa densa pero de textura fina.

6Pondremos la masa en el molde donde queramos hornear nuestro bizcocho casero. Lo ideal, para que luego no haya problemas al desmoldar, es que lo forremos con papel de hornear o lo enmantequillemos por la base y los bordes. Espolvoreamos sobre la superficie de la masa una capa de azúcar. (este paso es opcional, pero queda una costra crujiente que está muy, muy rica)

7Ya solo nos queda meter al horno el bizcocho. El horno debe estar precalentado, y hornearemos el bizcocho con calor arriba y abajo (sin ventilador), a 170ºC hasta que esté cocido. En mi caso, suele tardar unos 55 minutos en estar listo.

8Ya fuera del horno, lo dejaremos enfriar sobre una rejilla antes de desmoldarlo y, ¡listo para servir!

Consejos para preparar esta receta de bizcocho de pueblo

  • Como siempre digo, tanto los tiempos como las temperaturas del horno son orientativas, cada horno tiene un funcionamiento distinto y pueden variar considerablemente.
  • Antes de irme, aconsejarte otra deliciosa receta de bizcocho casero tradicional, el bizcocho de la abuela , otra receta de las de toda de la vida, sencilla, pero realmente deliciosa.
BIZCOCHO de la abuela, ESPONJOSO y muy jugoso

POLLO GUISADO a la mostaza

0

Hoy cocinamos pollo guisado a la mostaza, una receta de pollo con un sabor increible, una salsa de las de empezar y no parar, queda sabrosa, muy gustosa, y con el punto justo de mostaza, su sabor complementa a la perfección la carne de pollo.

Si a ésto le añadimos que la receta es económica, fácil de hacer y que es un gusto disfrutar del aroma que va quedando en la cocina mientras preparamos este pollo a la mostaza, no hay excusa para no probarla. Toma nota, te cuento el paso a paso de la elaboración, con vídeo incluido!

Receta de pollo guisado a la mostaza: ingredientes

  • 1 kg aproximadamente de pollo
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • 400 ml de caldo de pollo
  • 200 ml de vino blanco
  • 40 gr de mostaza
  • 70 gr de beicon o panceta
  • perejil
  • aceite y sal

VIDEORECETA de pollo a la mostaza

Como hacer pollo a la mostaza: paso a paso de la elaboración

1El primer paso será aliñar el pollo. Debemos tenerlo limpio, seco y sin restos de grasa. Le añadiremos sal a nuestro gusto.

2Pondremos una cazuela al fuego con un chorro generoso de aceite. Cuando coja temperatura, incorporaremos a la cazuela los trozos de pollo y los doraremos durante unos minutos por cada lado. Fuego medio-fuerte, hasta que todas las piezas estén tostadas, en ese momento, las retiraremos a un plato y las reservaremos.

3Retiraremos el exceso de aceite de la cazuela, vamos a seguir cocinando en ella y así evitaremos que nos quede una salsa excesivamente grasa. Saltearemos los taquitos de beicon durante un par de minutos y reservaremos también en un plato, como hicimos con el pollo.

4Incorporaremos ahora la cebolla, cortada en tiras, a la cazuela. Añadiremos una pizca de sal y dejaremos que se vaya caramelizando, poco a poco, a fuego muy suave. Pasados unos minutos incorporamos también los ajos, muy picaditos, y seguimos cocinando a fuego lento, hasta que la cebolla y los ajos estén dortaditos.

5Pondremos de nuevo las piezas de pollo en la cazuela, junto con el jugo que hayan soltado en el plato. Las regaremos con el vino blanco y subiremos el fuego para que se evapore el alcohol. Aprovecharemos también para desglasar el fondo de la cazuela.

6Pasados dos o tres minutos, el alcohol ya se habrá evaporado, bajamos el fuego y añadimos también el caldo de pollo, aunque, eso si, reservaremos una pizca para luego disolver la mostaza.

7Dejamos cocer, semitapado, durante unos 10 minutos, aproximadamente. Pasado éste tiempo, mezclamos la mostaza con el caldo reservado y la incorporamos a la cazuela, repartiéndola sobre el guiso. Volvemos a tapar y cocinamos durante otros 10 minutos más.

8Solo nos queda comprobar el punto de cocción del pollo y el punto de sazón de la salsa y corregirlo si es necesario. Incorporaremos al pollo guisado el beicon reservado, apagaremos el fuego y espolvorearemos con perejil recién picado.

pollo a la mostaza

Consejos para preparar esta receta de pollo guisado a la mostaza

  • Como ves, he utilizado para esta receta muslos y contramuslos de pollo, pero, si lo prefieres puedes usar otras piezas, solo tienes que adaptar el tiempo de cocción dependiendo del corte de pollo que utilices.
  • Como en casi todas las recetas de pollo guisado, es aconsejable dejar reposar el guiso antes de servirlo, así la salsa terminará de asentarse y coger consistencia y se aunarán más los sabores.
  • Antes de irme, aconsejarte otra deliciosa receta de pollo en salsa , una receta de las de toda de la vida, sencilla, pero realmente deliciosa.
POLLO EN SALSA, ¡prepara el pan para mojar!