tarta de leche condensada y chocolate

Descubrí la receta de esta tarta de leche condensada y chocolate hace tiempo, en una de las revistas Thermomix, y por fin ha llegado la ocasión de degustarla.

Aunque eso si, yo la he preparado de la forma tradicional y variando un poquito las cantidades para adaptarla a mi gusto y a mi molde (24 cm). Si te gusta el chocolate, te recomiendo que la pruebes, su sabor contrasta perfectamente con la suave y cremosa capa de leche condensada.

 

Receta de tarta de leche condensada: los ingredientes

para el bizcocho de la base:

  • 2 huevos
  • 60 gr de azúcar
  • 45 gr de harina
  • 15 gr de cacao en polvo sin azúcar
  • para el almíbar:

  • 125 ml de agua
  • 50 gr de azúcar glas
  • para el relleno:

  • 450 gr de leche condensada
  • 280 gr de nata para montar
  • 8 hojas de gelatina
  • 2 claras
  • una pizca de sal
  • unas gotas de zumo de limón
  • para la cobertura:

  • 150 gr de chocolate para postres
  • 150 gr de nata para montar
  • crocante de almendras para decorar
  •  

    Receta de tarta de leche condensada: como se hace

    1

      Preparamos el bizcocho: en un bol trabajamos bien los huevos con el azúcar. Lo haremos con la batidora de barillas, hasta que obtengamos una mezcla blanquecina y muy cremosa (lleva su tiempo, unos 10 ó 12 minutos, dependiendo de la potencia de tu batidora). Añadimos la harina y el cacao tamizamos y mezclamos con la ayuda de una cuchara de madera o una lengueta, con movimientos suaves hasta que no queden grumos. Volcamos la mezcla en un molde desmontable (mejor si cubrimos antes la base con papel de horno) y metemos al horno, previamente precalentado, a 180º hasta que el bizcocho esté hecho (en mi horno son apenas 12 minutos). Dejamos enfriar.

    2

     Preparamos un almíbar rápido en el micro. Ponemos el azúcar y el agua en un bol y lo metemos al micro hasta que la mezcla rompa a cocer y el azúcar quede bien disuelta. Dejamos entibiar y con la ayuda de un pincel mojamos el bizcocho con el almibar, lo justo para que quede jugoso pero no se deshaga.

    3

     Ponemos en agua fría las hojas de gelatina hasta que estén hidratadas.
    Montamos la nata y la reservamos en el frigo.
    Montamos las claras a punto de nieve. Lo haremos con una pizca de sal y unas gotas de zumo de limón, hasta que nos queden bien firmes.

    4

     En un cazo ponemos a fuego suave la leche condensada. Justo antes de que empiece a hervir le añadimos las hojas de gelatina y movemos hasta que estén disueltas, vigilando siempre que no rompa a hervir. Retiramos del fuego y dejamos entibiar.

    5

    En un bol mezclamos la leche condensada ya entibiada y la nata que teníamos reservada. Hay que hacerlo con movimientos suaves y envolventes para que no se baje la nata. De la misma forma mezclamos también con las claras a punto de nieve. Vertemos la mezcla en la nevera y metemos al frigo unas horas, hasta que la tarta esté cuajada.

    6

    Nos queda, por último, preparar la cobertura: en un cazo calentamos la nata y el chocolate troceado, a fuego suave y removiendo constantemente, hasta que el chocolate esté fundido y bien disuelto. Retiramos del fuego, dejamos entibiar ligeramente y vertemos sobre la tarta. Ladeamos el molde para que quede bien distribuido y dejamos enfriar. Una vez frío, decoramos al gusto nuestra tarta de leche condensada.

     
    Fuente: Thermomix Magazine (n.63)

    Autodidacta y apasionada de la cocina, disfruto aprendiendo y preparando nuevas recetas. Espero que os guste mi blog, donde comparto mi afición a la cocina con todos vosotros.