Aunque no me considero una persona especialmente aficionada al café, tengo que reconocer que los postres con café me han conquistado por completo. Un claro ejemplo es este bizcocho de café, muy esponjoso y con un delicado sabor a café que lo convierte en un perfecto acompañante de desayunos y meriendas.

Te cuento, paso a paso, como se prepara, ¡empezamos con los ingredientes!:

 

Receta de bizcocho de café: los ingredientes

  • 5 huevos
  • 315 ml de aceite de girasol
  • 315 gr de azúcar
  • 125 ml de leche
  • 375 gr de harina
  • 1 sobre de levadura o polvos de hornear
  • 1 media o 2 cucharadas de café soluble
  • aroma de vainilla (opcional)
  • es recomendable tener los ingredientes a temperatura ambiente

     

    Receta de bizcocho de café: la elaboracion

    1

    Empezamos poniendo el un bol los huevos junto con el azúcar. Batiremos con las varillas eléctricas, primero a baja velocidad, hasta que el azúcar se haya integrado un poco, y luego a velocidad máxima, durante unos minutos, hasta que tengamos una mezcla muy cremosa y que haya doblado su volumen inicial.

    2

    Incorporamos ahora los líquidos,primero el aceite y luego la leche. Los iremos añadiendo poco a poco, en forma de hilo y batiendo con las varillas, ahora ya, a velocidad mínima. Una vez integrados los líquidos,y en caso de que queramos poner el aroma de vainilla, lo incorporamos también a la mezcla.

    3

    Es el momento de añadir harina y levadura. Para airear la harina y que el bizcocho quede esponjoso, es recomendable incorporarlas a través de un tamiz o colador y mezclarlas con la masa utilizando las varillas de mano, haciendo movimientos suaves y envolventes, hasta que tengamos una mezcla sin grumos.

    4

    Nos falta incorporar el café soluble. La cantidad es al gusto, dependerá de la intensidad del sabor que quieras darle, en mi caso suelo añadir 1 cucharada y media,así el bizcocho queda con un ligero sabor a café y aroma a vainilla. Mezclamos de nuevo, aunque al no estar la masa caliente el café no se integrará por completo, lo importante es que quede bien repartido, luego se terminará de disolver en el horno.

    5

    Para que luego desmoldar sin problemas, es recomendable que forremos el molde donde queramos hornear el bizcocho de café con papel de horno o que lo engrasemos con mantequilla o aceite de girasol. Una vez listo el molde, verteremos en él la masa que acabamos de preparar.

    6

    Por último, metemos el bizcocho al horno (que debe estar precalentado) y horneamos a 180ºC, con calor arriba y abajo, hasta que el bizcocho esté cocido. Los tiempos totales de cocción cambian mucho dependiendo del horno pero, para que te sirva de orientación, te diré que, en mi caso, el bizcocho estuvo unos 50 minutos en el horno.

    7

    Una vez horneado, sacamos el bizcocho de café del horno y lo dejamos enfriar antes de desmoldarlo. Opcionalmente, podemos acompañarlo con una capa de azúcar glas, la añadiremos justo antes de servirlo.

    Consejos de preparación:

  • Para saber si el bizcocho de café está listo, pínchalo con un palillo en el centro. Si el palillo sale limpio y sin restos de masa, es que el bizcocho ya está cocinado.