croquetas de pescado receta

Ni que decir tiene que las croquetas de pescado son uno de los platos más celebrados en casa; bueno, las croquetas de pescado, las de jamón, las de gambas,…., en general todo lo que lleve la palabra croqueta delante triunfa con los míos.

Y tengo que reconocer que para mí también son una debilidad, no solo por lo buenas que están, también porque siempre que las preparo recuerdo con mucho cariño cuando mi madre las cocinaba y me llamaba para que rebañase la bechamel que quedaba en la cazuela…. ohhh, que cosa más rica!!
Bueno, vamos ya con la receta de croquetas de pescado. Las cantidades que pongo son las que utilizo cada vez que preparo la masa, son grandes, pero tenemos la ventaja de que cocinamos la masa de una sola vez y la que no utilicemos la podemos congelar e ir sacando después cuando la necesitemos.

 

Croquetas de pescado: los ingredientes

  • 500 gr de filetes de merluza congelados
  • media cebolla pequeña o una cebolleta
  • 40 gr de aceite de oliva
  • 60 gr de mantequilla
  • 100 gr de harina
  • 600 ml de leche
  • nuez moscada
  • sal
  • huevo batido y pan rallado para empanar
  • aceite de girasol para freir
  •  

    Croquetas de pescado: la elaboración

    1

    Ponemos a descongelar los filetes de merluza y, una vez que estén descongelados los secamos bien y eliminamos los restos de piel y espinas que puedan tener. Los cortamos en trocitos y reservamos. Picamos también, muy fina, la cebolla.


    2

    En una cazuela ponemos a calentar el aceite y la mantequilla. Cuando ésta última esté derretida incorporamos la cebolla y la pochamos, a fuego muy suave, hasta que esté tierna y transparente. Añadimos a la cazuela el pescado troceado, salamos, movemos, y dejamos unos minutos al fuego, hasta que esté un poco hecho y haya cambiado de color.


    3

    Incorporamos ahora la harina, movemos de nuevo y dejamos un par de minutos al fuego, para que se haga un poquito, siempre con cuidado de que no llegue a tostarse. Con el fuego suave vamos añadiendo la leche, de dos o tres veces, y una pizca de nuez moscada. Movemos continuamente con las varillas, hasta que nos quede una masa homogénea y sin grumos, que se separe del fondo con facilidad. Comprobamos el punto de sal y pasamos la masa de croquetas a una fuente. Dejamos enfríar, tapamos con film transparente y reservamos en el frigorífico hasta que vayamos a formar las croquetas.



    4

    Unos 20 ó 30 minutos antes de empezar a formar las croquetas, sacamos la masa del frigorífico. Iremos cogiendo porciones de masa y dándole forma con las manos o con la ayuda de dos cucharas. En casa nos gusta un empanado bien crujiente, así que yo las paso por pan rallado, huevo batido y de nuevo pan rallado, pero puedes hacer un empanado más ligero con harina, huevo batido y pan rallado.


    5

    Ponemos al fuego una sartén con abundante aceite y, cuando esté bien caliente, incorporamos las croquetas, y las freimos, hasta que estén doradas por todos los lados. Sacamos a un plato con papel de cocina para eliminar el exceso de aceite.

    Mis consejos para preparar croquetas de pescado

    La masa de croquetas tiene que estar bien fría antes de que empecemos a formarlas, así que prepárala unas horas antes de que las vayas a consumir, o mejor, el día anterior, para que la masa haya reposado lo suficiente.
    Es también muy importante que el aceite donde las freímos esté bien caliente, y que se mantenga caliente mientras las cocinamos, así que no conviene freir muchas a la vez, vete haciéndolo por tandas. Y para que no haya mucha diferencia de temperatura y las croquetas no se abran, saca la masa del frigorífico un ratito antes de empezar a preparlas.

    ¡ ÚNETE !

    Si te gusta compartir tus recetas y aprender otras nuevas, te invito a participar en mi grupo de cocina, RECETALIA. ¡No dejes de visitarlo!
    También puedes seguirme en mi otro blog cocinARTE recetas , en FACEBOOK, o en TWITTER