lasaña de espinacas

La lasaña de espinacas y salmón es un estupendo y muy completo plato único, además de ser una de esas recetas de verduras que los niños comen encantados.

A mi particularmente me encanta la capa cremosa y doradita que recubre esta lasaña de espinacas, y que la convierten en un plato especialmente delicioso.
 

Receta de lasaña de espinacas y salmón: los ingredientes

  • 600 gr de hojas de espinacas frescas
  • 450 gr de salmón sin piel ni espinas
  • 1 cebolleta de buen tamaño
  • 2 dientes de ajo
  • 12 placas de lasaña
  • queso rallado
  • aceite y sal
  • para la besamel:

  • 2 cucharadas de aceite
  • 50 gr de mantequilla
  • 40 gr de harina
  • 800 ml de leche entera
  • sal
  • pimienta
  • nuez moscada

 

Receta de lasaña de espinacas: la elaboración

  • Limpiamos la cebolleta y la picamos finita; pelamos los ajos y los cortamos en láminas; cortamos el salmón en tiras o cuadraditos y lo salpimentamos.
  • En una sartén con una pizca de aceite salteamos el salmón, lo justo para que cambie de color, no hay que cocinarlo en exceso. Lo sacamos a un plato, dejamos enfriar un poquito y lo desmigamos.
  • En la misma sartén en la que hemos preparado el salmón ponemos a pochar la cebolleta y cuando lleve un par de minutos añadimos los ajos laminados. Cocinamos a fuego suave y mientras se van haciendo lavamos las espinacas
  • Cuando la cebolla y el ajo estén transparentes incorporamos las espinacas (bien escurridas, sin nada de agua y troceadas) y dejamos al fuego, moviendo de vez en cuando, hasta que estén tiernas y hayan soltado toda su agua.
  • Cuando las verduras estén listas incorporamos el salmón y movemos bien para que quede bien repartido. Sacamos y reservamos.
  • Preparamos las láminas de lasaña siguiendo las instrucciones del fabricante, en mi caso utilicé placas precocidas, así que solo tuve que sumergirlas en agua caliente unos diez minutos.
  •  

  • Nos queda preparar la besamel que recubre la lasaña de espinacas:
  • ponemos en un cazo el aceite y la mantequilla. Cuando esté derretida añadimos la harina y dejamos unos minutos al fuego (sin que llegue a tostarse). Vamos añadiendo poco a poco la leche (mejor si está caliente) y removiendo continuamente con las varillas hasta que la salsa no tenga grumos y haya espesado a tu gusto. Condimentamos son sal, pimienta y una pizca de nuez moscada.

  • Añadimos parte de la besamel a las espinacas que habíamos reservado y movemos para que quede bien integrada. Yo suelo poner un par de cazos, pero puedes adaptarlo a tu gusto, dependiendo de si quieres un relleno de espinacas más o menos cremoso.
  • Por último montamos la lasaña: engrasamos ligeramente una fuente y colocamos una capa de láminas de lasaña, sobre ella repartimos la mitad de las espinacas, otra capa de láminas de lasaña, las espinacas restantes y terminamos con láminas de lasaña. Cubrimos con besamel y sobre ella una buena capa de queso rallado.
  • Metemos la lasaña de espinacas al horno, función gratinador, hasta que esté dorada y gratinada al gusto.

2 Comentarios

  1. Hola, me ha encantado la receta, pero para mi es un poco complicado acceder al salmón, ¿se podría realizar con pollo o carne?, muchas gracias 🙂

¿Me dejas un comentario?