lubina al ajillo

Suelo preprarar con bastante frecuencia pescado en casa y al horno es una de las formas que más me gusta cocinarlo.

En esta ocasión he preparado unas lubinas acompañadas de un ajillo de langostinos, al que he puesto un poquito de guindilla para darle un poquito de gracia y, la verdad, es que resulta una combinación de sabores que realmente rica.
La receta es muy sencilla y merece la pena probarla, es un plato perfecto y muy completo, tanto para una cena diaria, como para presentar si tienes invitados en casa.

 

Receta de lubina al ajillo: los ingredientes

  • 2 lubinas
  • 2 ó 3 patatas de buen tamaño
  • 12 langostinos crudos (o gambones o gambas)
  • 3 dientes de ajo
  • 1 guindilla (opcional)
  • sal
  • aceite de oliva
  • perejil recién picado
  •  
    lubina ajillo

    Receta de lubina al ajillo: la elaboración

    1

    Pedimos al pescadero que nos prepare las lubinas, quitándole la espina central y dejándonos los lomos separados y con la piel.


    2

    Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas de grosor medio, intentando que nos queden todas del mismo tamaño. Las salamos y las freímos ligeramente en una sartén con aceite caliente. No hace falta cocinarlas mucho, lo justo hasta que empiecen a estar tiernas, ya que luego terminarán de cocinarse en el horno. Las sacamos y las colocamos sobre papel absorvente.


    3

    Limpiamos bien el pescado con la ayuda de papel de cocina y lo salamos. Pelamos los langostinos.


    4

    Engrasamos muy ligeramente una fuente apta para horno y colocamos en ella una base de patatas.Distribuimos encima las lubinas y metemos al horno (previamente precalentado) a 180ºC hasta que el pescado esté cocinado. El tiempo es muy variable, dependerá del tamaño y grosor de las lubinas y también de tu horno, por eso es aconsejable estar atento para no excedernos en el tiempo y que el pescado quede jugoso y en su punto. En mi caso las dejé en el horno unos 15 minutos.


    5

    Mientras se cocina el pescado prepararemos el ajillo. Pelamos los ajos, los laminamos y los ponemos a dorar, junto con una guindilla, en una sartén con aceite caliente. Justo cuando vayan a empezar a cambiar de color añadimos los langostinos pelados, los salamos y los salteamos por ambos lados.


    6

    Una vez que el pescado haya terminado su cocción en el horno, sacamos la fuente sobre una rejilla, repartimos el ajillo y los langostinos sobre las lubinas y espolvoreamos con una pizca de perejil recién picado. Servimos inmediatamente el pescado, acompañado de las patatas.

    Mis consejos para preparar lubina al ajillo:

    Como ves la receta es muy sencilla y no tiene complicaciones, su único secreto es controlar bien los tiempos para que, tanto el pescado, como los langostinos nos queden tiernos y jugosos.

    ¡ ÚNETE !

    Si te gusta compartir tus recetas y aprender otras nuevas, te invito a participar en mi grupo de cocina, RECETALIA. ¡No dejes de visitarlo!
    También puedes seguirme en mi otro blog cocinARTE recetas , en FACEBOOK, o en TWITTER