POSTRESBIZCOCHOSBizcocho de yogur de limón

Bizcocho de yogur de limón

()

Este bizcocho de yogur de limón es ideal para cualquiera que que quiera disfrutar de un bizcocho, porque esta de de las recetas que siempre salen, tanto si eres un inexperto repostero, como si conoces sobradamente los secretos de la bollería casera.

Tengo que decir que este es uno de los primeros bizcochos con los que yo me atreví, y que ha sido un salvavidas en muchas ocasiones en las que he necesitado un bizcocho rápido y esponjoso, y si, siempre ha quedado riquísimo. Buena muestra de ello es que aún sigo preparándolo.

Ingredientes para hacer bizcocho de yogur de limón

  • 3 huevos
  • 125 gr de yogur de limón
  • 225 gr de azúcar
  • 125 ml de aceite de girasol
  • 225 gr de harina (preferiblemente de repostería)
  • 10 gr de levadura o polvos de hornear
  • ralladura de limón

Es importante tener los ingredientes a temperatura ambiente a la hora de hacer el bizcocho, así que intenta sacarlos del frigorífico un poco antes de ponerte con la preparación. También hay que tener en cuenta que el horno debe estar caliente cuando metamos el bizcocho, así que ponlo a precalentar justo antes de empezar con la receta.

bizcocho de yogur de limón esponjoso

Receta de bizcocho de yogur de limón esponjoso: paso a paso de la elaboración

1

Mezclar ingredientes

Comenzaremos poniendo en un bol amplio los huevos y el azúcar. Los integraremos un poco y enseguida batiremos con las varillas eléctricas, a la máxima velocidad que tengan.

Para que el bizcocho quede esponjoso, una de las premisas es meterle aire a la mezcla y ésto lo conseguimos batiendo bien, hasta que tengamos una mezcla que haya doblado su volumen, blanquecina y cremosa.

A continuación añadiremos el yogur de limón y mezclaremos, ahora a velocidad mínima. De la misma forma incorporaremos e integraremos el aceite.

Es el momento de ponerle también ralladura de limón. Cuanto más añadamos, más sabor y aroma a limón tendrá nuestro bizcocho. Eso si, debemos rallar solo la parte amarilla de la piel, evitando la parte blanca, pues ésta última aporta un sabor amargo.

Para finalizar, agregaremos harina y levadura. Y éste es otro punto importante en la elaboración, siempre debemos incorporarlas tamizadas, ésto hará que le harina esté aireada y favorecerá que el bizcocho esponje. En éste caso, además, es recomendable mezclarla con las varillas de mano, aunque si vamos con prisa, podemos batir con las eléctricas a baja velocidad.

2

Hornear el bizcocho de yogur y limón

Cubrimos un molde apto par horno con papel vegetal o lo enmantequillamos bien y vertemos en él la masa de bizcocho que acabamos de preparar.

Como te decía antes, es indispensable que el horno esté caliente antes de meter el bizcocho. En este punto, meteremos el molde con la masa en el horno, altura media- baja, calor arriba y abajo y temperatura de 180ºC .Hornearemos así hasta que el bizcocho esté cocido, en mi caso unos 40 minutos, aunque cada horno tiene unos tiempos de cocción diferentes.

Además, como seguro que sabes, es importante no abrir el horno durante al menos los primeros 30 minutos de horneado. Y, para saber si el bizcocho está cocido, basta con introducir en él un palo o brocheta y comprobar que sale limpio.

bizcocho de yogur de limón en molde

3

Sacar el horno y desmoldar.

Una vez que el bizcocho esté cocinado, lo sacaremos del horno y lo colocaremos sobre una rejilla. Cuando el bizcocho haya enfriado, ya podremos desmoldarlo y servir.

Más recetas de bizcocho de yogur:

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en las estrellas para puntuar!

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos:

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

DESTACADO

EL MENÚ

RECETAS DE:

IDEAS PARA COCINAR

CARMEN.
Autodidacta y apasionada de la cocina, disfruto aprendiendo y preparando nuevas recetas. Bienvenidos a éste, el mundo libre de mi cocina.      ¿Qué puedes encontrar en mis recetas? Pues te diría que son una mezcla de los conocimientos adquiridos a través de la cocina tradicional, la de siempre de las abuelas, las técnicas que aprendo de buenos cocineros que me inspiran y a los que admiro, y, como no, de mis propias ideas y forma de hacer las cosas.

EN LAS REDES

651,000FansMe gusta
41,800SeguidoresSeguir
22,732SeguidoresSeguir
5,820SeguidoresSeguir
7,042SeguidoresSeguir
312,000SuscriptoresSuscribirte

EN LOS MEDIOS