pastel salado de piña

Os propongo una receta muy veraniega, aunque los pasteles salados están deliciosos en cualquier época del año.

Éste en concreto lo preparé para una reunión de amigos. Tarde en la piscina y luego a disfrutar de la merienda que preparamos entre todos. Lo pasamos fenomenal.
Respecto al relleno del pastel, éste con piña es uno de mis preferidos.
Creo que le da un toque dulce muy rico, queda un pastel muy jugoso y, mi experiencia me dice, que es un pastel que donde va triunfa.

 

Pastel salado de piña: los ingredientes

Para un molde redondo de 24 cm de diámetro:

  • 24 rodajas de pan de molde
  • 12 rodajas de piña con su jugo (de lata)
  • 500 gr de langostinos cocidos
  • 2 latas de atún
  • 10 palitos de boca de mar
  • mayonesa (ver receta), de 2 huevos y 500 ml de aceite
  • 2 yemas de huevo cocidas
  • 5 aceitunas verdes
  •  

    Pastel salado de piña: la elaboración

    1

    Empezaremos pelando los langostinos. Sacamos la piña de la lata reservando el jugo y un par de rodajas para la decoración.

    2

    Picamos finitos langostinos, piña (bien seca) y boca de mar y los mezclamos en una fuente honda. Escurrimos el atún, lo desmenuzamos e incorporamos a la mezcla anterior. Añadimos 5 ó 6 cucharaditas (de café) de mayonesa y movemos todo bien hasta que quede bien mezclado. A mi particularmente no me gusta añadir mayonesa en  exceso a la mezcla, solo lo justo para que nos quede una ensalada ligada y jugosa, ya que luego cubriremos el pastel con otra capa de mayonesa.

    3

    Si el pan de molde tiene corteza cortamos los bordes y cubrimos el fondo del molde con rebanadas de forma que la base quede totalmente cubierta como muestra la foto


    4

    Con la ayuda de un pincel de silicona mojamos con el jugo de la piña la capa de pan de molde. Cubrimos con la mitad de la ensalada que habíamos preparado y volvemos a repetir el proceso: una capa de pan, mojamos, otra capa de ensalada y una última de pan de molde. Esta última de pan no la mojamos con el jugo de piña.

    5

    Ponemos un peso encima y metemos a la nevera para que se compacten las capas. Mejor si lo hacemos de un día para otro.

    6

    Para terminar desmontamos el lateral del molde y cubrimos la superficie del pastel con una capa de mayonesa, extendiéndola con la ayuda de una espátula para que quede bien repartida. A veces es conveniente que la espátula esté ligeramente humedecida para que la superficie nos quede bien lisa.
    Repartimos la yema de huevo bien migada y decoramos con la piña que habíamos reservado y unas aceitunas.

    Os recomiendo servirlo bien fresquito, justo después de decorarlo para que la mayonesa no tome color.

    21 Comentarios

    1. Espectacular,muy bonita la presentación y ademas tiene que estar riquísimo,fresco y ligero, me gusto tomo nota de la receta, un besote y buena semana.

    ¿Me dejas un comentario?