carrilleras al vino tinto

La protagonista de la receta de carrilleras que preparamos hoy es, sin duda, la salsa que las acompaña y que las complementa a la perfección, hay que ver que rico está este guiso de carne!!

El guiso es bastante sencillo de preparar, pero lo que si te recomiendo es que elijas para elaborarlo un vino de una mínima calidad, lógicamente, el sabor de la salsa dependerá mucho de la calidad del vino que utilicemos.

 

Carrilleras al vino tinto: los ingredientes

  • 12 carrilleras de cerdo
  • 1 cebolla no muy grande
  • 1 puerro (la parte blanca)
  • 2 zanahorias
  • 1 tomate grande, maduro y carnoso
  • 2 dientes de ajo
  • laurel y hierbas aromáticas al gusto
  • 300 ml de vino tinto
  • caldo de carne o agua (aprox. 250 ml)
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • sal y pimienta
  • aceite de oliva
  •  

    carrilleras al vino tinto

    Carrilleras al vino tinto: la elaboración

    1

    Lo primero que tenemos que hacer es limpiar bien las carrilleras, quitándole las telillas y los restos de grasa que puedan tener. Una vez que estén bien limpias, las salpimentamos y las enharinamos ligeramente.


    2

    En la olla o cazuela donde queramos hacer el guiso, calentamos un chorrito de aceite y doramos las carrilleras a fuego medio-fuerte, lo justo para sellarlas.


    3

    Preparamos ahora las verduras: pelamos la cebolla, los ajos y las zanahorias y lavamos el puerro y el tomate. Troceamos todo, no hace falta picarlo muy fino, ya que luego trituraremos la salsa.


    4

    En el mismo aceite en el que habíamos dorado las carrilleras (siempre que no esté quemada), ponemos a pochar, a fuego suave, la cebolla y las zanahorias y añadimos una pizca de sal. Cuando lleven unos minutos, añadimos el puerro y los dientes de ajo, y seguimos pochando hasta que las verduras empiecen a estar tiernas. Incorporamos un par de cucharadas de azúcar, movemos y dejamos cocinar un poquito más, para que se caramelicen las verduras. Añadimos el tomate troceado y dejamos un par de minutos más al fuego para que suelte su jugo.


    5

    Regamos con el vino tinto, subimos el fuego y dejamos unos minutos, que se evapore el alcohol. Incorporamos de nuevo las carrilleras a la olla y añadimos caldo de carne o agua hasta casi cubrir la carne. Añadimos también el laurel y las hierbas aromáticas que nos gusten.


    6

    Cerramos la olla y esperamos que empiece a salir el vapor. En este momento bajamos un poco el fuego y dejamos cocinar unos 20 minutos (el tiempo puede cambiar dependiendo del modelo de la olla, así que consulta las instrucciones del fabricante). Retiramos del fuego y esperamos a que la olla se enfríe y haya expulsado todo el vapor.


    7

    Abrimos la olla, sacamos las carrilleras y deshechamos las hierbas aromáticas. Trituramos la salsa y, si es necesario, rectificamos su punto de sazón.
    Si la salsa nos ha quedado demasiado líquida, la ponemos de nuevo al fuego para que reduzca, si nos ha quedado muy espesa, le añadimos un poquito más de caldo de carne y la ligamos de nuevo.


    carrilleras al vino tinto
    8

    Servimos las carrilleras, calientes y regadas con la salsa de vino tinto. Quedan perfectas acompañadas de unas patatitas salteadas, fritas o con puré.

    ¿Me dejas un comentario?