Uno de los pilares básicos de nuestra famosa dieta mediterránea es el pescado. Se trata de un alimento muy sano y nutritivo, que nos aporta vitaminas, proteínas y grasas de buena calidad, por lo que es más que recomendable consumirlo con frecuencia.

En mi lista de la compra habitual no puede faltar el pescado, aunque, eso si, para poder aprovechar al máximo sus beneficios, me aseguro de adquirir pescado con garantías de calidad, frescura y sabor. Por eso, a la hora de comprar doradas, lubinas o corvinas, busco siempre el sello de calidad de Crianza de Nuestros Mares, un sello colocado en la agalla del pescado y que me garantiza que voy a consumir un pescado de origen nacional y que ha superado estrictos controles de calidad.
Hace unos días tuve la suerte de visitar, junto con otros compañeros blogueros, las instalaciones de cría de pescado de acuicultura de Burriana (Castellón) y conocer, in situ, como se crían las doradas, corvinas y lubinas de nuestros mares.

Se trata de una cría que apuesta por la sostenibilidad y respeto al medio ambiente y en la que se controla al máximo la alimentación y las condiciones en las que se produce el pescado.
Además, en menos de 24 horas desde que el pescado sale del mar, lo puedes encontrar disponible en las pescaderías, no lo dudes, ¡apuesta por la calidad y busca el sello de Crianza de Nuestros Mares!
Yo, en esta ocasión, he decidido preparar una receta con dorada y con mucho sabor a mar, mira que precioso ejemplar me traje de la pescadería

La verdad es que la combinación entre la carne de dorada y la salsa de gambas me ha parecido deliciosa. Te cuento como la he preparado, ésta es mi receta:
 

Dorada en salsa de gambas: los ingredientes

  • 2 doradas
  • 450 gr de gambas, gambones o langostinos (yo he utilizado gambones)
  • 1 puerro pequeño (la parte blanca)
  • 1 cebolleta
  • 1 diente de ajo
  • una cucharada de tomate frito
  • dos cucharadas rasas de harina
  • coñac
  • agua
  • sal
  • pimentón dulce
  • aceite de oliva
  •  

    Dorada en salsa de gambas: la elaboración

    1

    Limpiamos y troceamos finitos el puerro, la cebolleta y el ajo y los ponemos a pochar, a fuego suave, en una cazuela con una pizca de aceite. Mientras se van haciendo las verduras, pelamos el marisco, reservando cabezas y cáscaras.
    Cuando las verduras empiecen a están transparentes añadimos el tomate frito, movemos y dejamos un minuto más al fuego.


    2

    Incorporamos ahora a la cazuela las cáscaras y las cabezas reservadas, machacando las cabezas con la ayuda de una cuchara de madera para que suelten todo su jugo. Regamos con un chorrito de coñac y subimos el fuego hasta que se haya evaporado el alcohol. Cubrimos con agua (aproximadamente 500 ml), salamos y dejamos cocer todo junto, a fuego no muy fuerte y semitapado, unos 15 minutos. Transcurrido este tiempo, pasamos el caldo por un colador, este fumet será la base principal de nuestra salsa.


    3

    Troceamos y salamos los gambones que habíamos pelado y los doramos en una sartén, con un poquito de aceite. Los sacamos y reservamos. En ese mismo aceite incorporamos un par de cucharadas rasas de harina, movemos y dejamos un minutos al fuego, con cuidado de que no llegue a tostarse. Vamos añadiendo ahora el fumet y, moviendo con unas varillas, cocinamos a fuego suave hasta que nos quede una salsa sin grumos y del espesor deseado. Comprobamos el punto de sal y, si queremos darle un poquito más de color y sabor, añadimos una pizca de pimentón dulce. Incorporamos de nuevo los gambones y reservamos la salsa tapada.


    4

    Salamos los filetes de dorada y los cocinamos en una plancha o sartén antiadherente con una pizca de aceite. Ya solo nos queda emplatar la dorada, junto con la salsa, y servir en caliente.

    ¿Me dejas un comentario?