pastel de repollo y carne

Sigo en mi intento de que los niños coman las verduras. Esta vez tocaba el repollo, tarea difícil!!

Y pensando como hacerlo recordé una idea que ví hace bastante tiempo en una revista y me llamó la atención.Era una especie de lasaña, sustituyendo las láminas de pasta por repollo, con lo que la verdura quedaba bastante escondida. Como siempre lo hice a mi manera, entre otras cosas porque no recordaba ingredientes ni cantidades. El resultado, para mi gusto, delicioso. Os dejo la receta por si os animáis a probar este pastel de repollo.

 

Receta de pastel de repollo: los ingredientes

  • 800 gr de repollo
  • 700 gr de carne picada de mezcla
  • 1 zanahoria de buen tamaño
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 300 gr de tomate frito
  • medio vaso de vino blanco
  • nata para cocinar
  • queso rallado
  • sal
  • aceite
  • vinagre
  •  

    Receta de pastel de repollo: como se hace

    1

    Lavamos bien el repollo, desechando las primeras hojas y lo cortamos en juliana. Ponemos en la olla, cubrimos con agua, añadimos sal y un chorro generoso de vinagre. Cocemos el tiempo recomendado (en mi caso 5 minutos desde que empieza a salir el vapor). Retiramos la olla del fuego y dejamos enfriar. Abrimos y volcamos el contenido en un escurridor de verduras. Reservamos.

    2

    Pelamos la zanahoria y la picamos muy fina. La ponemos a pochar, junto con la cebolla también cortada fina, en una sartén en la que habremos calentado aceite. Dejamos unos minutos y añadimos el ajo laminado. Seguimos pochando hasta que las verduras empiecen a tomar color.

    3

    En ese momento incorporamos la carne, salamos y dejamos en el fuego hasta que cambie de color. Añadimos el vino y subimos el fuego hasta que se haya evaporado. Por último añadimos el tomate frito, movemos bien y dejamos cocinar a fuego suave hasta que la mezcla tome la consistencia deseada. Retiramos del fuego.

    4

    Pasamos a montar el pastel, para lo que utilizaremos una fuente refractaria o un molde apto para horno. Colocamos en el fondo la mitad del repollo, sobre él repartimos la carne y tapamos con el resto del repollo. Regamos la superficie del pastel de repollo con unas cucharadas de nata y por último cubrimos con queso rallado. Metemos al horno, hornear y gratinar, hasta que la superficie esté dorada.

    Autodidacta y apasionada de la cocina, disfruto aprendiendo y preparando nuevas recetas. Espero que os guste mi blog, donde comparto mi afición a la cocina con todos vosotros.