Si te gustan las berenjenas, no puedes dejar de probar esta receta, y es que las albóndigas de berenjena se han convertido en una de nuestras formas preferidas de tomar esta verdura.

La cocción de las berenjenas la realizaremos en el horno y las albóndigas las complementaremos con una salsa de tomate. El resultado es un bocado suave y delicioso, una estupenda forma de que los niños y los que son un poco reacios a los platos de verdura, la coman sin rechistar.

albondigas de berenjena

Albóndigas de berenjena : INGREDIENTES

  • 3 berenjenas
  • media cebolla
  • salsa de tomate (preferiblemente casera)
  • harina para rebozar
  • aceite
  • sal 
  • perejil u otras especias al gusto

 

Receta de albóndigas de berenjenas : ELABORACIÓN paso a paso

1 Lavar, secar y cortar las berenjenas a la mitad. Además. con un cuchillo bien afilado, hacemos unos cortes diagonales en cada una de las berenjenas, sin llegar al fondo del todo.

Las espolvoreamos con abundante sal y dejamos reposar unos 30 minutos, boca abajo, sobre un colador. Pasado ese tiempo, con la ayuda de un papel absorbente, limpiamos bien el líquido que han soltado, de esta forma quitaremos el sabor amargo que pudieran tener las berenjenas.

2 Cubrimos una fuente apta para horno con papel vegetal y colocamos sobre él las berenjenas. Rociamos con un chorrito de aceite de oliva y metemos las berenjenas a hornear (con el horno previamente calentado), a 180ºC, hasta que estén tiernas. En mi caso tardaron unos 30 minutos, pero como siempre digo, el tiempo de horno es orientativo, dependerá de como caliente tu horno y del tamaño de las verduras. Una vez que las berenjenas estén hechas, las sacamos y dejamos enfriar un poco.

3 Mientras las berenjenas están en el horno picamos fina la cebolla y la ponemos a pochar, junto con una pizca de sal, en una sartén con una pizca de aceite caliente. La dejamos haciéndose a fuego muy suave y, mientras, vaciamos las berenjenas, sacando su carne con la ayuda de un vaciador o una cucharilla.

Una vez sacada toda la carne de las berenjenas, la troceamos finita.

4Cuando la cebolla esté tierna y transparente incorporamos a la sartén la carne de las berenjenas, movemos y dejamos al fuego, todo junto, 3 ó 4 minutos . Comprobamos el punto de sazón.

Retiramos de la sartén la mezcla de berenjenas y cebolla y la colocamos sobre un escurridor y escurrimos muy bien, hasta que no quede ni aceite ni agua.

Pasamos ahora a formas las albóndigas y las enharinamos. Freímos en aceite bien caliente durante unos minutos, los justo para que estén doraditas por el exterior. Una vez cocinadas las albóndigas, las retiramos y las colocamos en un plato sobre papel absorbente.

5 Calentamos ahora la salsa de tomate en una cazuela y agregaremos aquí las albóndigas de berenjena. Dejamos cocinar unos minutos, para que se aúnen los sabores, eso si, teniendo cuidado de que las albóndigas no se peguen al fondo.

Terminamos condimentando con perejil recién picado o especias al gusto.

Consejos y otras opciones de elaboración:

Es imprescindible, para que podamos formar las albóndigas y que éstas no se deshagan, que la mezcla de berenjena y cebolla quede muy bien escurrida.

Podemos acompañar las albóndigas de berenjenas con otras salsas, como una boloñesa, un pisto, o incluso aprovechar alguna salsa que te haya sobrado de otro plato.

Y si te gustan las berenjenas, te recomiendo también que veas como preparar una musaka, el clásico de la cocina griega que conquista a quién lo prueba:

MUSAKA o moussaka griega: el pastel de berenjenas que siempre triunfa

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en las estrellas para puntuar!

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos:

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!