bizcocho pao de lo

Hoy cocinamos Pao de LÖ, el bizcocho portugués con textura de algodón y extra suave, que se preparan sin aceite, ni mantequilla, ni levadura.
Este bizcocho es muy, muy ligero, ya que lleva muy poquita harina, y aunque en principio nos podría recordar al clásico bizcocho genovés, la proporción de los ingredientes de los dos bizcochos son distintas y el resultado también, desde mi punto de vista, la textura del Pao de Ló es mucho más suave y delicada.
Te cuento como lo preparamos en casa :

 

Ingredientes para hacer bizcocho Pao de Ló

  • 8 huevos
  • 120 gr de harina
  • 225 gr de azúcar (200 gr de azúcar blanca y 25 gr de azúcar vainillada)
  • pizca de sal

 

VIDEORECETA de bizcocho esponjoso Pao de Ló


Te invito a visitar mi canal de Youtube, allí podrás comentar o preguntarme tus dudas, suscribirte o ver más videorecetas del canal.
 

Como hacer Pao de Ló

1
Lo primero que haremos será dejar preparado el molde donde luego quedamos hornear el bizcocho. Lo ideal es utilizar un molde metálico redondo o en forma de corona y con un diámetro de 22 o 24 cm. Para facilitar el desmoldado encamisaremos el molde con papel de hornear.

2Para elaborar este bizcocho, vamos a trabajar pon un lado con las claras y por otro con las yemas, así que debemos separarlas en dos boles distintos.

3En el bol de las claras añadiremos una pizca de sal y pasaremos a montarlas a punto de nieve. Batiremos con las varillas eléctricas, al principio a baja velocidad y, a medida que veamos que la mezcla va espumando, iremos aumentando la velocidad hasta llegar al máximo de la batidora. Batiremos durante unos minutos, hasta que tengamos las claras bien firmes, a punto de nieve.

4Por otro lado, mezclaremos en un bol el azúcar blanco y el vainillado. Los incorporaremos al bol de las yemas y batiremos de nuevo. Empezaremos a baja velocidad, hasta que se haya integrado un poco el azúcar, para ir luego aumentando hasta alcanzar la velocidad máxima. Recuerda que este bizcocho no lleva levadura entre sus ingredientes, así que, para conseguir luego que crezca en el horno, debemos meterle bien de aire a la mezcla de los huevos. Ésto se consigue batiendo con paciencia, el tiempo necesario para que la mezcla se vuelva muy cremosa y blanquecina y que, al menos, haya doblado su volumen inicial.

5 El siguiente paso será incorporar la harina, aunque antes de nada debemos tamizarla, así conseguiremos que quede suelta. Después de tamizada, la iremos añadiendo al bol de las yemas, de poco en poco, incorporaremos dos o tres cucharadas y mezclaremos, con movimientos envolventes. Así, de poco en poco, iremos añadiendo la harina hasta que la tengamos toda muy bien integrada.

6Iremos ahora incorporando las claras, de la misma manera que hemos hecho con la harina, de poco en poco y mezclando con movimientos suaves y envolventes para que no se bajen. Como la masa del mol es espesa, al principio cuesta un poco integrarlas, pero, al ir añadiendo claras a la mezcla, la masa se va volviendo más cremosa y ligera.

7Ya solo nos queda poner esta masa en el molde que habíamos preparado al principio y meter a hornear el bizcocho. El horno debe estar precalentado, y cocinaremos el bizcocho a fuego suave, aproximadamente 160ºC . En mi caso, el bizcocho tarda unos 50 minutos en cocinarse, pero como siempre te digo, el tiempo total va a depender mucho de tu horno. Para saber si el bizcocho está cocinado solo debes pinchar en el centro con un palillo y comprobar que éste sale limpio.

8Antes de sacarlo, lo dejaremos reposar unos minutos en el horno, con el fuego apagado y la puerta entreabierta, y finalmente dejaremos que el bizcocho termine de enfriar sobre una rejilla. El bizcocho se bajará un poco, pero esto es normal, ya que lleva muy poca harina y su textura es muy suave. Queda muy rico acompañado con una fina capa de azúcar glas, la verdad es que el interior de este bizcocho es pura suavidad, toda una delicia!!!

bizcocho sin mantequilla sin aceite

Consejos para preparar el bizcocho y otras opciones

  • Es importante separar bien claras y yemas, sobre todo, que no quede ningún resto de yemas en el bol de las claras, si no éstas después no montarán bien.
  • Para que las claras nos monten bien, es importante que estén a temperatura ambiente y que las varillas estén bien limpias y secas.
  • Otro de los puntos importantes de esta receta es que el bizcocho se hornee poco a poco y sin prisas, por eso la temperatura del horno debe ser moderada. No abras la puerta hasta que el tiempo de cocción esté casi terminado, si no, el bizcocho se bajará y ya no subirá más en el horno.
  • Te recomiendo también otro bizcocho delicioso, el bizcocho de convento, que se prepara de forma muy fácil, para hacerlo no necesitarás ni siquiera pesar los ingredientes, no te pierdas el vídeo!:
    BIZCOCHO de convento, el bizcocho más ESPONJOSO y fácil SIN PESAR ingredientes