fideos a la cazuela

Hoy cocinamos fideos a la cazuela, una receta muy sencilla, tanto en elaboración como en ingredientes, pero con un increible sabor que conquista a quien la prueba.

Es, además, una receta muy completa y sana, como suele pasar con las recetas de siempre, las de toda la vida. Si no la has probado nunca te animo a que la prepares, estoy segura de que se va a quedar ya para siempre en tu recetario.
 

Receta de fideos a la cazuela: los ingredientes

  • 1 tira de costilla fresca cortada en trocitos
  • un par de tiras de panceta en daditos o unas salchichas troceadas
  • 180 gr de fideos gordos
  • 1 cebolla
  • medio pimiento rojo
  • unas cucharadas de salsa de tomate
  • un chorrito de vino blanco
  • media cucharadita de pimentón dulce
  • caldo de pollo
  • laurel
  • aceite de oliva
  • un diente de ajo
  • un puñadito de almendras
  • unas hebras de azafrán
  • sal
  •  

    fideos a la cazuela

    Como hacer fideos a la cazuela: la elaboración

    1

    Limpiamos y pelamos la cebolla y la troceamos muy finita. Lavamos bien el pimiento y lo troceamos también. Con la ayuda de papel de cocina secamos bien las costillas y las salamos junto con la panceta. Hacemos un machado en el mortero con el ajo, las almendras y el azafrán.

    2

    En una cazuela ponemos a calentar un chorro generoso de aceite de oliva. Cuando haya tomado temperatura añadimos las costillas, la panceta, las verduras y el laurel y cocinamos, moviendo de vez en cuando, hasta que las verduras estén pochadas y las costillas doradas por los dos lados. Regamos con un chorrito de vino blanco y subimos el fuego hasta que se evapore el alcohol.

    3

    Bajamos el fuego e incorporamos ahora el pimentón; movemos, con cuidado de que no se nos queme, y añadimos unas cucharadas de salsa de tomate. Dejamos al fuego un par de minutos y echamos los fideos a la cazuela. Movemos bien para que se repartan y absorban el sofrito.

    4

    Añadimos el caldo de pollo. La cantidad dependerá de si los fideos a la cazuela nos gustan más o menos caldosos. A mí me gustan con un poquito de caldo, que queden jugosos, así que suelo poner caldo hasta un poco más de cubrir los fideos. Echamos en la cazuela el machado que habíamos hecho en el mortero y dejamos cocer todo junto hasta que los fideos estén en su punto. Comprobamos el punto de sazón y servimos en caliente.

    Mis consejos para preparar fideos a la cazuela:

    Como en todas las recetas con fideos, es muy importante hacer un buen sofrito y utilizar un caldo de calidad, preferiblemente casero.

    ¡ ÚNETE !

    Si te gusta compartir tus recetas y aprender otras nuevas, te invito a participar en mi grupo de cocina, RECETALIA. ¡No dejes de visitarlo!
    También puedes seguirme en mi otro blog cocinARTE recetas , en FACEBOOK, o en TWITTER