CARNESPOLLO GUISADO CON PATATAS

POLLO GUISADO CON PATATAS

Hoy cocinaremos una receta de pollo guisado con patatas que es fácil, sana, económica y, además, muy, muy rica, prepara el pan para mojar porque la salsa de este guiso de pollo es de las de disfrutar y repetir, te lo aseguro!!

Lo vamos a cocinar de la forma tradicional, con su buen sofrito y su cocción sin prisas, te cuento, paso a paso, como hacer este pollo con patatas, no te pierdas la receta!

Receta de POLLO GUISADO: ingredientes

  • 1 pollo, troceado para guisar
  • 1 cebolla
  • medio pimiento
  • 2 dientes de ajo
  • 175 gr de tomate triturado
  • 125 ml de vino blanco
  • 400 gr de patatas
  • pimienta y sal
  • cucharadita de tomillo
  • 2 hojas de laurel
  • perejil
  • aceite de oliva

VIDEORECETA de pollo guisado con patatas

POLLO guisado con PATATAS y con una salsa de las de disfrutar y repetir!!

Como hacer pollo con patatas: paso a paso de la elaboración

1Empezaremos limpiando y secando bien el pollo, y eliminando los posibles restos de grasa que pueda tener. a continuación, lo salpimentaremos a nuestro gusto. También dejamos preparadas las verduras. Cuando las tengamos limpias y secas , troceamos muy finita la cebolla, picamos los dientes de ajo y cortamos el pimiento, también en trocitos pequeños.

2El siguiente paso será sellar los trozos de pollo. Para ello, ponemos a calentar en una cazuela un chorro generoso de aceite de oliva. Cuando el aceite esté bien caliente, vamos poniendo en la cazuela los trozos de pollo (mejor hacerlo por tandas, de dos o tres veces, para que se doren de forma homogénea). Los cocinamos a fuego fuerte, unos 2 ó 3 minutos por cada lado, y sin darle la vuelta a cada pieza hasta que veamos que está bien dorada por esa cara. Cuando tengamos las piezas de pollo doradas por todos los lados, las sacaremos a un plato y las reservaremos.

3Pasaremos ahora a hacer un buen sofrito con las verduras. Lo prepararemos en la misma cazuela donde hemos sellado el pollo, aunque eso, si antes de nada, retiraremos el exceso de aceite. Ponemos a pochar la cebolla y los ajos. Dejamos un par de minutos al fuego y, a continuación, añadimos también el pimiento. Agregamos una pizca de sal y dejamos que se cocinen a fuego suave, poco a poco, y moviéndolas de vez en cuando.

4Cuando las verduras estén tiernas, será el momento de incorporar el tomate triturado. Movemos y dejamos al fuego, hasta que se haya reducido el líquido.

5Volvemos a poner el pollo en la cazuela, junto con el jugo que haya soltado en el plato en el que lo habíamos reservado. Regamos con el vino blanco y cocinamos, a fuego vivo, hasta que se haya evaporado el alcohol.

6Añadiremos ahora las especias, una cucharadita de tomillo y un par de hojitas de laurel, y también agua, poco más de un litro, que no llegue a cubrir del todo los trozos de pollo. Nos queda incorporar las patatas a la cazuela, y lo haremos chascándolas, para que suelten su almidón y el caldo nos quede espesito y consistente.

7Y ya con todos los ingredientes del guiso en la cazuela, salamos al gusto y subimos el fuego hasta que el agua rompa a hervir. En ese momento ponemos la tapadera y dejamos que el pollo con patatas cueza semitapado, a fuego no muy fuerte, durante unos 25 minutos.

8Pasado este tiempo, retiramos la tapadera y comprobamos el punto de cocción de las patatas, así como el espesor de la salsa y el punto de sazón del guiso. Cuando lo tengamos todo a nuestro gusto, apagamos el fuego, añadimos perejil recién picado y, si es posible, dejamos que el pollo guisado con patatas repose un poco, así se terminarán de aunar sabores y el caldo ganará en consistencia.

receta de pollo guisado paso a paso

Consejos y otras opciones de preparación

  • Puedes hacer esta receta con las partes de pollo que más te guste: muslos, jamoncitos, traseros… puedes utilizar la parte que prefieras, simplemente debes tener en cuenta el tipo de corte para adaptar el tiempo de cocción.
  • Ten en cuenta que el tiempo total de cocción de las patatas dependerá, tanto de la variedad elegida, como del tamaño del corte que hayas hecho.
  • También podemos adaptar el espesor del caldo a nuestro gusto. Vigila de vez en cuando la cantidad de líquido que hay en la cazuela durante la cocción, no hay problema en añadir un poco más de agua si es necesario. Si por el contrario, la salsa te ha quedado demasiado líquida, puedes darle espesor de la siguiente forma: pon en un vaso una cucharadita de maizena y disuélvela en un poquito de agua fría. Incorpora a la cazuela y da un hervor al guiso, hasta que la salsa espese a tu gusto.
  • Te recomiendo también otra receta de pollo en cazuela que es una auténtica delicia, este pollo a la mostaza es una de esas recetas que no fallan!
POLLO A LA MOSTAZA, una salsa de las de empezar y no parar!!

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido? ¡Haz clic en las estrellas para puntuar! 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (238 votos, promedio: 3,98 de 5)
Cargando...

DESTACADO

EL MENÚ

MIS REDES SOCIALES

277,120FansMe gusta
10,000SeguidoresSeguir
19,680SeguidoresSeguir
6,496SeguidoresSeguir
237,000SuscriptoresSuscribirte
Autodidacta y apasionada de la cocina, disfruto aprendiendo y preparando nuevas recetas. Espero que os guste mi blog, donde comparto mi afición a la cocina con todos vosotros.